Se incrementa el uso de todos los servicios inclusive los transaccionales, aunque hay que atacar temores de los usuarios que funcionan como barrera de crecimiento del comercio electrónico.

Día a día se observa un incremento en las compras en línea.

En gran parte por sus ventajas competitivas sobre las compras tradicionales:

 

  • Mayor oferta de productos.
  • Compras informadas.
  • Acceso a descuentos y ofertas.
  • Ahorro de tiempo.

 

Por mencionar algunas, sin embargo aún se observa gran desconfianza tanto por los usuarios habituales como los que aún no utilizan estos medios para la realización de sus compras.

 

Uno de los temores más trascendentales al realizar compras o transacciones por internet es la seguridad en el pago y el manejo de su información, los usuarios tienen temor que sus datos sean utilizados de forma incorrecta que les hagan cargos no reconocidos o por cantidades mayores a las autorizadas.

 

Hoy en día existen infinidad de alternativas de pago como son los sistemas de prepago, en los cuales el usuario adquiere una tarjeta de prepago y con ella puede realizar sus compras, una de las ventajas de este sistema es que los datos crediticios o financieros del usuario no quedan expuestos, adicionalmente al ser de prepago el usuario podrá cerrar y administrar en todo momento el importe de las transacciones.

 

Otro sistema que está en auge son las tarjetas bancarias virtuales, estas pueden ser de crédito o débito,  y al igual que las tarjetas de prepago ofrecen al usuario la posibilidad de limitar el crédito, cancelarlas y generar nuevas cuantas veces se requiera, de este forma nuevamente se garantiza que la información financiera y crediticia del usuario no sea expuesta.

 

Una práctica muy común en las organizaciones es la obtención de estas tarjetas de forma periódica y sistemática con la que realizan cargos para la compra de bienes o servicios y una vez concluida la transacción cierran el crédito de la tarjeta ola cancelan asegurándose así que no les podrán realizar cargos adicionales.

 

Si requieres mayor información sobre este tipo de tarjetas bancarias virtuales, te recomiendo acercarte al banco de tu preferencia para que te orienten al respecto.

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!