Hace ya muchos años, los teléfonos móviles se instalaron en la vida de las personas. Dado a su diversa utilidad, no hay persona que no cuente con un celular en estos tiempos. Esto incluye, por supuesto, a nuestros hijos.

Pero por supuesto, nuestra actividad en internet es diferente a la de nuestros hijos. Sabemos que nosotros no corremos prácticamente ningún riesgo pero lamentablemente este no es el caso para los menores de edad.

En este artículo conocerás una herramienta que puede traer tranquilidad a tu vida, asegurándote que tus hijos no naveguen por sitios peligrosos o se contacten con personas que puedan tener malas intenciones.

Los peligros de la web

Como decíamos, las personas adultas generalmente no tienen ningún problema al navegar en internet (aunque los peligros siempre están a la vuelta de la esquina).

Lamentablemente, este no es el caso para nuestros hijos. Cada año, millones de niños entran en contacto con potenciales depredadores y son víctimas de grooming en el mundo.

Si este no es el caso (y esperemos que nunca sea), los niños también pueden ser víctimas de cyberbullying.

El arma más importante para proteger a nuestros niños es la información, ellos tienen que saber cuáles son las amenazas presentes en todas las redes sociales, tienen que aprender a defenderse por su cuenta pero los niños siempre serán niños y siempre serán inocentes.

Es aquí cuando sacamos nuestro as bajo la manga.

La tecnología al servicio de la seguridad

El software de control parental es un tema un tanto tabú en la sociedad. Estamos de acuerdo con que los niños tienen que tener su privacidad y navegar libremente por la red pero incontables son los casos en que el software de control parental demostró ser la solución en situaciones de vida o muerte, literalmente. Una corta búsqueda en Google puede traernos muchos artículos sobre padres que han descubierto a mayores de edad acosando a sus hijos.

Por supuesto que no hay que interferir en la vida de nuestros hijos si no hay peligro, pero estar al tanto de sus actividades, puede ser la diferencia entre estar tranquilos o lamentar un episodio que marcaría su vida y la nuestra.

Entre las posibilidades que nos ofrecen las aplicaciones de monitoreo podemos destacar:

  • Acceso a las conversaciones de redes sociales
  • Acceso a mensajes de texto y llamadas
  • Lectura de la galería (imágenes y videos)
  • Ubicación en tiempo real
  • Como bloquear una pagina web
  • Contactos del teléfono

Algo muy bueno es que nuestros hijos nunca sabrán de la existencia de esta aplicación en su teléfono y no se necesita ser un genio de la informática para instalarlas, una vez en el teléfono, estas aplicaciones simplemente se ocultan dentro y son imperceptibles. Algunas hasta tienen desinstalación remota.

Panel de control de mSpy. Una de las aplicaciones de control parental más conocidas.

Opciones para elegir hay muchas pero la más recomendable es mSpy, por lejos la de mayor trayectoria y experiencia, que nos garantiza que nosotros podremos estar tranquilos y nuestros hijos a salvo.

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!