Cuando estamos en el proceso de creación de una empresa, debemos determinar la razón social de la misma.

Aunque no nos demos cuenta, a nivel jurídico esto determina muchas amplitudes y límites que debemos tener en cuenta.

Por eso es que se dice que al igual que una persona, este detalle es la carta de presentación de una empresa ante los registros de un país.

Si nos damos cuenta, esto influye directamente en todo lo que vamos a realizar, pero eso es un tema que vamos a tocar más adelante.

¿Qué es una razón social?

Las compañías mercantiles o con finalidad de generar un ingreso para una o varias personas, deben estar determinadas al momento de su constitución oficial.

Para esto, las mismas deben seguir una serie de requisitos que están detalladas por las leyes tributarias, laborales y empresariales de cada país.

Y es que incluso, el origen de su capital, como las partes que se benefician pueden cambiar el carácter de la razón social de la compañía.

Así que podemos afirmar que la denominación o razón social de una empresa es un atributo legal propio que no puede ser copiado a escala nacional.

¿Es igual la razón social y la denominación social?

Esta discusión existe en el mundo del habla castellana, y es que se podría entender que estos términos son sinónimos del otro, aunque tienen distintas connotaciones.

De un lado tenemos la razón social que nos detalla que se aplica cuando el nombre de uno de los dueños forma parte del nombre de la compañía.

Te interesará  Estudia y supera a tu competencia en pocos pasos

Mientras que cuando hablamos de la denominación social, se determina cuando el nombre usado es una creación desde 0, por lo que se le debe agregar el “S.L” o “S.A” al final del enunciado.

De igual forma, esta regla puede variar en algunos países, por lo que se debe consultar con tiempo.

¿Cuál es la razón social de una empresa y cuáles son sus tipos?

Dentro de la razón social existen varios tipos que varían según el país inversión de la empresa y de a quienes pertenece, por lo de a continuación serán detallados.

Sociedad anónima

Se caracteriza por provenir de una inversión única de unas personas. Esta razón social es usada mayormente por las grandes empresas.

Sociedad Limitada 

Se caracteriza por delimitar la presencia de sus socios según el capital aportado para la creación de la misma. 

En pocas palabras, mientras más dinero aportes para la fundación, más peso va a tener tu voz en la junta de socios.

Sociedad Laboral

Es una sociedad que limita la participación de sus socios según la cantidad e importancia del trabajo que realice dentro de la compañía.

Sociedad Colectiva 

Tiene la característica que dos o más personas tengan la misma cantidad de obligaciones dentro de la empresa y sean los mismos encargados de los pagos a nómina.

Sociedad Cooperativa

Es la razón social de una empresa que cumplen el objetivo de suplir necesidades de servicios o atención en un sector determinado, los mismo están posicionados en puestos claves de la empresa.

razón social

Cómo hacer una razón social de una empresa

Crear una razón social para una empresa es un paso crucial en su constitución. Aquí hay algunos pasos que puedes seguir para hacerlo:

Te interesará  ¿Quién copia la chuleta?

1. Definir el propósito de la empresa: Antes de crear una razón social, debes tener claro cuál es el objetivo principal de tu empresa. Define qué productos o servicios ofrecerás y a quién te dirigirás.

2. Investigar las regulaciones legales: Investiga las leyes y regulaciones del país en el que planeas establecer tu empresa. Asegúrate de entender los requisitos legales para la creación de una razón social y los posibles nombres que puedes usar.

3. Elegir un nombre único: Una vez que entiendas las regulaciones legales, elige un nombre único y representativo para tu empresa. Asegúrate de que el nombre esté disponible y no infrinja los derechos de propiedad intelectual de otras empresas.

4. Registrar la razón social: Una vez que hayas elegido un nombre, regístralo oficialmente como razón social de tu empresa. Sigue los procedimientos legales y paga las tarifas correspondientes para obtener el reconocimiento legal de tu razón social.