En ocasiones, lidiar con vecinos molestos puede llegar a ser una con la que simplemente no puedas compatibilizar. Antes de lanzarte a la acción, será necesario conocer las intenciones de las demás personas para lograr una comunidad de paz. Si alcanzar un acuerdo verbal no es suficiente, tienes que manejar canales que expresen madurez y responsabilidad legal. Te damos algunos consejos para lograr armonizar la convivencia:

¿Qué menciona la norma sobre disturbios entre vecinos condominiales?

En relación a los ruidos molestos, la manda legal es muy clara en el artículo 27 fracción III de la Ley de Cultura Cívica estableciendo como sanción el arresto de 6 a 36 horas –dependiendo de los hechos-, multas pecuniarias y/o trabajo comunitario.

El artículo 186 bis de la Ley Ambiental de Protección a la Tierra clarifica las afectaciones producidas por los ruidos molestos en la salud, teniendo entendimiento para estas cuestiones la Secretaría de Seguridad Ciudadana.

La ley de Propiedad en Condominio y ley de Cultura Cívica reglamentan penalizaciones en torno a los ruidos molestos y el daño ambiental que produce la contaminación sonora.

Te interesará  10 libros de Growth Hacking que debes leer en 2022

El CPF –Código Penal Federal- incluye en su articulado protección ciudadana para los casos de violencia física y agresiones en su artículo 291, definiendo lesión a todo acto que derive en daños a los 5 sentidos y la salud mental.

¿Cómo proceder legalmente por ruidos molestos o agresiones?

Si el diálogo o los canales habituales de conciliación verbal no arriban a buen puerto, llevar los acontecimientos en un marco legal será la manera más responsable de transitar los incordios mutuos.

En este sentido, detectado el problema, el agredido por lesiones puede hacer cumplir la norma a través de la Prosoc por escrito o de forma online. El escrito se remitirá a la Oficina Desconcentrada que califique según la potestad jurisdiccional. Asimismo, se podrá acudir a las reparticiones fiscales donde se le asignará un N° de expediente con seguimiento de causa donde se involucren agresiones físicas.

Otro canal viable para buscar el cese de los ruidos molestos es ante la PAOT –Procuraduría Ambiental y del Ordenamiento Territorial-. Cabe mencionar que los niveles máximos de bullicio, no deben exceder los 62 decibelios durante la noche.

Te interesará  CyberWow octubre 2022: en esta edición las empresas participantes crecieron 160 % en sus ventas

Acoso vecinal: ¿cómo ponerle fin?

Para la consumación de acoso vecinal debe mantenerse un accionar reiterado e insistente en el tiempo en cabeza del sujeto activo, excluyéndose hechos aislado o puntuales que no acreditan prolongación en el tiempo.

Otra particularidad es que tanto el acoso como el hostigamiento vecinal, deben trastocar gravemente el desarrollo natural diario del damnificado.

Existen varias fases de acoso y tipos como: insultos, amenazas en distintos formatos, daños en la propiedad, etc.

Ante este tipo de comportamiento, será esencial perder temor y que el agraviado denuncie la situación. La carga probatoria siempre recae sobre la víctima y también se podrá el auxilio de testigos que esclarezcan los hechos.

¡Adiós a los conflictos vecinales!

A menudo los grupos de WhatsApp resulta infructuosos para conservar el buen dialogo y la armonía de una vida sana y feliz.

Entre otras soluciones modernas a tales fines, se puede contar con la app administración condominios para mejorar las relaciones diarias de los vecinos de modo muy fácil.

Te interesará  Medición de audiencias de televisión de Nielsen IBOPE México mantiene la acreditación del MRC para 2022

En la app se pueden realizar pagos, reportar anormalidades, hacer reservaciones, etc. La posibilidad de tener un seguimiento continuo en los condominios, conlleva a una paz absoluta no sólo a la hora de prevenir comportamientos anómalos sino también como garantía financiera para cargar información contable como el pago ante las administradoras y decirle ¡adiós a los conflictos vecinales! con la mejor atención, todos los días.