Ocasionalmente estamos tan sumergidos en nuestros deberes que nos olvidamos de aspectos personales tan importantes como el tener un hobby.

Sucede con frecuencia cuando tenemos una lista llena de responsabilidades. Generalmente le atribuimos la falta de pasatiempos a la poca disponibilidad de tiempo, al exceso de trabajo, al agotamiento, e incluso dudamos de que sea realmente importante.

Sin embargo, existe una relación entre nuestra satisfacción y enriquecimiento personal y el desempeño en nuestras actividades de trabajo. Como líderes, dentro de cualquier proyecto, necesitamos más que nunca alcanzar un alto grado de dicha satisfacción para poder actuar como profesionales.

¿Por qué un hobby favorece el ámbito profesional?

Primeramente, es importante aclarar que un hobby no es exactamente perder el tiempo. Si bien es cierto que se trata de actividades que nada se relacionan directamente con el trabajo, han de reconocerse como actividades de enriquecimiento de la mente y del alma.

Como seres complejos y creativos, necesitamos diversos estímulos para sentir que estamos evolucionando, lo que nos impulsa hacia un estado de plenitud; de satisfacción.

Ahora bien, cuando internamente no somos capaces de llegar a ese estado, en áreas críticas como el trabajo, no somos capaces de realizar un desempeño óptimo. Nuestro estado de ánimo decae, nuestro nivel resolutivo se ve afectado, y entramos en una sensación de estancamiento que sin darnos cuenta retrasa toda la actividad del equipo que lideramos en el ámbito laboral.

¿Qué beneficios aporta un hobby para un líder?

Estas actividades aportan un refrescamiento en nuestra mente, mayor motivación al logro, el descubrimiento de nuevas habilidades y una notable disminución del estrés. Pero, en materia de liderazgo, ¿qué beneficios aporta un hobby?

Te interesará  Innovaciones que impulsan empresas latinoamericanas para logística, e-commerce y tecnología a nivel mundial

Como líderes debemos aprender a manejar diversos escenarios, coordinar distintos talentos de nuestro personal, estructurar modelos de trabajo y velar por el cumplimiento de objetivos. Estas actividades suelen cargar demasiado nuestro pensamiento y frecuentemente debemos aprender a darle un respiro a nuestra mente para que pueda encontrar las mejores maneras de responder.

Ante esto, un hobby aporta los siguientes beneficios.

  • Reduce los niveles de ansiedad
  • Fomenta la creatividad y la innovación
  • Permite desarrollar nuevas habilidades
  • Mantiene la mente activa en modalidad constructiva
  • Favorece la sociabilidad
  • Mejora la autoconfianza
  • Equilibra la vida profesional y la personal
  • Permite explorar motivaciones e intereses
  • Incentiva a la curiosidad
  • Genera brechas de desconexión ante los problemas

Gracias a esto, lo que puede percibirse como una simple actividad, en realidad representa la expresión humana del desarrollo. Es decir, al realizar estas actividades extracurriculares salimos del marco profesional en el que podríamos ser solo una pieza de un tablero con una estrategia que cumplir, para convertirnos en seres con mayor potencial.

Este aumento en la autopercepción detona un aumento drástico en muchas de nuestras capacidades. De manera que, al canalizar ese impulso, podemos obtener una energía y un enfoque mayor en cuanto a nuestras actividades profesionales.

Así que, si todavía no has ahondado en tus hobbies, podrías considerar hacerlo pronto.