El Guest Posting es una de las estrategias más efectivas y frecuentes en el mundo del marketing digital. Como su propio nombre indica, es una práctica que consiste en elaborar un contenido para otra web con el fin de conseguir enlaces hacia la tuya, sea a través de contenidos sobre determinadas temáticas o incluso mediante la promoción de servicios y/o productos.

Es algo que ayuda mucho no solo a atraer nuevos usuarios, sino también a conseguir más tráfico, ganar autoridad y relevancia e incluso mejorar el posicionamiento de ciertas partes de tu web. Ahora bien, que traiga tantos beneficios no significa que se pueda hacer de cualquier manera. De hecho, hay una serie de errores muy habituales en las estrategias de guest posting que debes evitar por todos los medios, y aquí te los vamos a enseñar.

Los errores que debes evitar en tu estrategia de guest posting

A continuación, vamos a ver los errores más habituales que se cometen en las estrategias de guest posting y cómo evitarlos. Con la ayuda de Sube – agencia de marketing digital, te ofrecemos una selección imprescindible, una en la que prácticamente todos caen y que puedes evitar sin necesidad de toparte con los problemas que causan estos fallos. Echa un vistazo.

Crear contenido falto de calidad

El contenido es el pilar principal de un buen guest post. Si lo que se publica no es relevante ni tiene la calidad adecuada, lo único que vas a conseguir es que el post apenas tenga visitas, repercuta negativamente en la web donde se publica y también te afecte negativamente a ti. Saldrán perdiendo absolutamente todos.

Te interesará  Plantillas de Excel para gestionar y organizar tu negocio

Para evitar este error, tienes que dedicar el tiempo y el esfuerzo que sean necesarios para construir algo que sea realmente bueno. Estudia el tema en cuestión con cuidado, recopila fuentes relevantes y busca la forma de darle un enfoque original, relevante y que sea útil para la audiencia de la web donde vas a publicar. Esa es la fórmula del éxito.

Poner enlaces de forma aleatoria

Uno de los principales motivos por los que se llevan a cabo este tipo de estrategias es para poder conseguir enlaces externos y de autoridad a tu página web. Sin embargo, eso no significa que tengas que poner los primeros que se te vengan a la cabeza. Debes buscar la forma de que encajen con el contenido que se está tratando y, por supuesto, que puedan ofrecer información que sea interesante para el lector en ese momento.

Incluir enlaces internos es fundamental, porque no solo sirve para atraer nuevos usuarios y más tráfico, también ayuda a conseguir más relevancia en cuanto a posicionamiento y a ganar autoridad en Google. Es la gran razón por la que se lleva a cabo el guest posting, y los resultados, si se aplica bien, son formidables.

Colaborar con webs de baja calidad

Ya lo hemos mencionado en el apartado anterior, pero hay que aclararlo. El objetivo principal del guest posting es conseguir enlaces de calidad que apunten hacia tu página web. Por lo tanto, es esencial que publiques el contenido en webs que sean de calidad y relevantes tanto para tu sector como para la información que quieres abordar. En caso de no hacerlo, no solo estarás perdiendo tiempo al crear contenido, también estarás poniendo en peligro tanto tu autoridad como tu reputación online.

Te interesará  ¿Cómo desarrollar estrategias digitales de alto valor?

Para que esto no suceda, debes investigar muy meticulosamente todas las páginas web donde quieres publicar. Haz una criba y quédate solo con aquellas que sean relevantes, tengan un buen posicionamiento y una buena influencia dentro de tu nicho.

Olvidar la promoción de contenido

Aunque estemos hablando siempre del contenido de calidad, debes saber que la publicación de tu contenido en otras webs es solo el primer paso hacia algo más grande. Si quieres buenos resultados, debes promocionar el post en redes sociales y otros canales, ya que así es como se consigue una mayor atracción de usuarios y, por lo tanto, más clics y tráfico.

Debes planificar no solo de qué vas a hablar y cómo vas a enfocarlo, sino también cómo vas a promocionarlo todo. Elabora un esquema y un calendario con programación en redes sociales, listas de mails e incluso posibles menciones en otras webs. Así, conseguirás que el efecto se multiplique.

No respetar las directrices de la web

Debes tener muy presente que cada página web tiene sus propias normas, requisitos y directrices a la hora de publicar cualquier contenido. Aunque vas a tener cierta libertad para escribir con tu estilo, dado que para eso se te invita, debes seguir esas directrices principales para evitar que tu post sea rechazado, o que se acabe penalizando el enlace, o los enlaces, que querías introducir para ganar autoridad.

Infórmate bien de las directrices y normas de la web y tenlas muy presentes a la hora de dar formato y forma a lo que escribes. Si lo haces, evitarás posibles problemas con sus propietarios y conseguirás los resultados que persigues.