Hace años, la revista Merca2.0 te nominó como uno de los 100 lideres del marketing en México, la nota se llamaba “El niño bueno del marketing” por los pocos años que tenías en ese entonces ¿Será que con los años estamos ante un Arturo diferente, un Arturo más maduro y malvado?

 (risas)

Ese nombramiento es como una banda de “MISS”; hace ya varios años de eso y todavía la sigo portando, no me molesta, al contrario, creo que nuestros logros nos definen, sin embargo, a esta edad me siento más maduro, con más experiencia, sé lo que quiero y voy directo a él.  Por supuesto que he cambiando algunas actitudes y hábitos, dejé de ser inocente y tal vez eso es lo que me haga malvado, pero en realidad no lo soy, en realidad solo soy firme, directo y empleo la seducción como un arma. En el marketing es importantísimo saber seducir, saber hasta dónde llegar y hasta dónde es conveniente retirarse.

¿Por qué las personas suelen decir que el marketing tiene un lado muy oscuro?

Se le atribuye un lado muy “dark” porque al mercado se le pretende analizar y controlar desde una óptica muy fría, se le achaca un alto grado de frivolidad y se le carga el muerto de las catástrofes económicas de varios países. Lo cierto es que el marketing juega un papel muy importante en la vida del hombre, no solo en los aspectos siniestros como los mencionados, sino también en factores positivos que han contribuido en la creación de una mejor sociedad, para ejemplo, el green marketing, la responsabilidad social y las mejores prácticas en atenciones a clientes.

¿En qué áreas puede trabajar alguien dedicado al marketing?

Depende de los gustos y preferencias de cada persona, se puede hacer marketing desde el lado médico, social, en el sector industrial, por ejemplo, yo me dedico a 3 áreas: al marketing turístico, al cultural y a la política. Los tres en los que me muevo son además de mis gustos culposos, áreas que suelen interactuar entre sí.

¿Crees que en algún momento dejará de existir la mercadotecnia?

Es un tema muy polémico, la respuesta es compleja de dar, pues es casi como el dilema del arte; algunos dicen que ha muerto, sin embargo, todos los días vemos nuevas propuestas. Más que dejar de existir, lo que creo es que evolucionará, de eso se tratan las disciplinas y actividades humanas.

 ¿Cómo saber cuál lado del marketing se está pisando?

 Desde pequeños sabemos lo bueno y lo malo, sin embargo la vida no es una dicotomía, tiene sus matices, sus encrucijadas. Para detectar donde se pisa lo que se debe es estar consciente de las consecuencias, haga hasta donde crea poder ser responsable. Hace años lance una campaña turística que implicaba la aparición de unas monjas, sabía que con la iglesia no se juega, sin embargo, le di un toque de humor, segmenté la campaña y al final recibí un reconocimiento nacional. El punto es que siempre supe que estaba en el dark side, pero estaba dispuesto a afrontar las consecuencias.

Cree usted ¿La inteligencia es afrodisíaca?

Por supuesto, la inteligencia y el poder son afrodisíacos, estimulan los instintos, así negociamos, así nos enamoramos y al final de todo como siempre digo en ‘esta vida se resume en belleza y en poder, aquellos que no tienen ni el primero ni el segundo, inventan esa política tan creíble a la que llaman felicidad’.

Algunas de las sombras de Arturo:

Color: Azul marino

Cantante: Selah Sue

Gadget: iPhone, lo amo tanto

Libro: La insoportable levedad del ser

Comida: La mexicana, obvio

Ciudad: Zacatecas, por supuesto

Agradecemos a Arturo por su tiempo y dedicación de esta entrevista.

 

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!