Ya sea por negocios, estudio u ocio, la conectividad juega un papel fundamental en el desarrollo de nuestro día a día. Hace unos años, prescindir del uso del internet era común, pero a estas fechas, todo se realiza desde una conexión a internet; como consecuencia, el interés por tener cada vez conexiones más estables, potentes y seguras ha ido en crecimiento.

Ahora bien, a pesar de ello, no todo el mundo es experto en redes ¿Cierto?

Generalmente, empresas pequeñas o familias optan por contratar un proveedor de internet y adquieren sus respectivos módems/routers para contar con Wi-Fi. Sin embargo, puede que esto no sea suficiente; luego de seguir las recomendaciones básicas de instalación, suele suceder que la conectividad no es del todo buena.

Por supuesto, esto genera frustración y durante un tiempo, representa el desaprovechamiento de la conectividad.

Para solucionarlo, te presento tres claves de las que poco se habla, asumiendo que conoces los aspectos básicos como la ubicación del router.

Te interesará  Nuevos hábitos adquiridos en pandemia

Router doble banda

En nuestros tiempos es importante reconocer que los dispositivos tienen un tiempo de vigencia. Es posible que hace un par de años tuvieras en tus manos un equipo con tecnología de punta, pero hoy, ese mismo equipo no es útil.

Un ejemplo de esto es el router que a estas fechas maneja solo una banda de conectividad. Debido a que en una misma casa hay diversos equipos que requieren de internet, lo más recomendable es contar con un router que al menos maneje dos bandas (2.4 y 5 GHz).

Ciertamente pueden ser más costosos, pero permitirán distribuir los dispositivos conectados en bandas distintas para evitar la saturación. De igual manera, no puedo dejar pasar recomendarte algún router huawei mobile wifi, que he utilizado cuando empecé con el home office.

Configuración del canal

Uno de los datos que pasa desapercibido es la configuración de los canales de internet.

Cada punto de acceso cuenta con al menos 13 canales desde donde se conecta a internet. Generalmente, los routers están configurados para entrar en un canal por defecto, pero este podría estar saturado; desaprovechando así, la disponibilidad de otros canales.

Te interesará  Cómo gestionar la experiencia del cliente en tiempos de crisis

Entrar en el canal correcto con la mejor banda disponible en tu caso, sin duda ayudará a aumentar la velocidad de la conectividad. Para ello necesitarás acceder a un scanner de Wi-Fi y detectar qué canal te es más conveniente. En Android Wi-Fi Analyzer es una de las opciones más eficientes.

Actualiza el firmware

Con el paso del tiempo, los fabricantes de dispositivos electrónicos se encargan de lanzar actualizaciones. Cada una de éstas permite que el mismo equipo responda con mayor eficiencia a la demanda de uso que el usuario promedio genera.

Si pasa demasiado tiempo sin instalar las versiones nuevas del firmware, el router dejará de ser tan efectivo y esto ralentizará tu conexión. En ese sentido, tal y como debes estar al pendiente de las actualizaciones de tus apps móviles más importantes, pon en la mira las actualizaciones del fabricante de tu router.

Estoy seguro de que al igual que a mí, cuando configures las bandas, selecciones un mejor canal y actualices el firmware; habrás encontrado la solución a cómo mejorar la recepción de Wi-Fi.

Te interesará  Pymes argentinas y colombianas muestran gran crecimiento de sus negocios a nivel transfronterizo en los primeros meses del 2021

Espero que lo pruebes, mejores y compartas tu experiencia con el resto de nosotros.