La inteligencia artificial (IA) ha experimentado un crecimiento acelerado en nuestra conversación más reciente como sociedad. El enfoque de la discusión pública ha estado en la creación de escenarios propios de la ciencia ficción para advertir sobre su impacto negativo, así como en las tragedias futuristas. Sin embargo, es importante trascender las opiniones y suposiciones, para fomentar un pensamiento crítico y un aprendizaje conjunto, adoptando de manera responsable estas nuevas tecnologías inteligentes y así aprovecharlas al máximo.

Existen numerosos casos médicos en los que los resultados positivos se deben en gran medida al uso de la Inteligencia Artificial (IA). Estas situaciones pueden ir en términos de cuidado preventivo, tratamiento, o incluso emergencias, y lo más inverosímil, tal vez hasta ni te hayas dado cuenta que la IA estuvo relacionada.

Para dimensionar el alcance de la Inteligencia Artificial, a continuación, EPAM Systems líder en desarrollo e implementación de alta tecnología especializada en servicios de ingeniería de software, comparte algunos ejemplos que actualmente se han vuelto comunes en el día a día de la medicina:

  1. Diagnóstico asistido por IA: Los algoritmos de inteligencia artificial (IA) han mostrado una precisión sobresaliente en la detección de enfermedades, incluyendo el cáncer de mama y la retinopatía diabética. En investigaciones recientes, se ha comprobado que la IA ha superado a los profesionales médicos en la identificación temprana y precisa de enfermedades, lo que conlleva a tratamientos más efectivos y resultados mejorados para los pacientes.
  2. Medicina de precisión: Permite la identificación de patrones y correlaciones en grandes conjuntos de datos de pacientes, lo que ayuda a los médicos a personalizar los tratamientos. Por ejemplo, en el campo de la oncología, puede analizar el perfil genético de un paciente y recomendar terapias específicas basadas en su perfil molecular único.
  3. Monitorización y predicción de enfermedades: Los algoritmos de IA pueden analizar continuamente los datos de los pacientes, como signos vitales y registros médicos, para identificar patrones y predecir el riesgo de ciertas enfermedades o complicaciones. Esto permite una intervención temprana y un seguimiento más preciso de la salud de los pacientes.
  4. Robotización quirúrgica: Ha facilitado avances en la cirugía robótica, permitiendo realizar procedimientos complejos con mayor precisión y menor invasión. Los sistemas quirúrgicos asistidos por IA pueden mejorar la precisión y la seguridad de las intervenciones, acelerar la recuperación y reducir las complicaciones.
  5. Asistencia virtual y chatbots médicos: Los chatbots basados en IA pueden brindar asesoramiento médico virtual, responder preguntas básicas de salud y ofrecer orientación sobre el cuidado personal. Esto ayuda a aliviar la carga de trabajo de los profesionales de la salud y proporciona información accesible a los pacientes de manera rápida y confiable.
Te interesará  Problemas con los Vecinos, ¿cómo proceder en un Condominio?