Microsoft Word es una herramienta poderosa para la creación de documentos, y una característica valiosa es la capacidad de crear una tabla de contenido automática. Esto es especialmente útil cuando estás trabajando en documentos largos, como informes, tesis o manuales. Una tabla automatizada facilita la navegación y la organización del contenido.

Crea un estilo de documento

Antes de poder generar una tabla de contenido automática, es importante establecer estilos en tu documento. Los estilos son formatos predefinidos que se aplican a diferentes partes del texto, como títulos y subtítulos. Asegúrate de que los títulos y encabezados estén formateados con estilos coherentes. Para hacerlo:

  • Selecciona el texto que deseas formatear, como un título.
  • Ve a la pestaña «Inicio» en Word.
  • En la sección «Estilos», elige un estilo de título o subtítulo. Por ejemplo, «Título 1» para los títulos principales y «Título 2» para los subtítulos.

Inserta la tabla de contenidos

Una vez que hayas formateado tu documento con estilos, puedes insertar la tabla de contenido. Sigue estos pasos:

  • Coloca el cursor en el lugar del documento donde deseas que aparezca la tabla de contenido.
  • Ve a la pestaña «Referencias» en Word
  • Haz clic en «Tabla de Contenido» en el grupo «Tabla de Contenido

Word ofrece varios estilos de tablas prediseñados. Puedes elegir uno de ellos o personalizar el aspecto de tu tabla de contenido.

Actualiza tu tabla de contenido

La tabla inicial que insertaste es estática y no reflejará los cambios realizados en el documento. Para mantener la tabla de contenido actualizada, debes seguir estos pasos:

  • Realiza las ediciones necesarias en tu documento, como agregar, eliminar o modificar secciones.
  • Luego, selecciona la tabla de contenido en tu documento.
  •  Aparecerá un mensaje en la tabla de contenido que dice «Haga clic para editar el campo».
  •  Haz clic en ese mensaje y selecciona «Actualizar tabla».
Te interesará  Usos del Neuromarketing y ejemplos

Tendrás la opción de actualizar la página de contenido completa o simplemente actualizar las páginas números.  Elige la opción que mejor se adapte a tus necesidades.

¿Qué hacer si ocurre un problema?

Al insertar cualquier elemento en Word, es posible que ciertos cambios no ocurran como queramos. Todo problema tiene solución, por lo que si te consigues con algún tropiezo puedes intentar estas medidas correctivas.

Los cambios no se reflejan en mi tabla de contenido

Asegúrate de que has aplicado los estilos correctos a los títulos y que has actualizado la tabla de contenido después de realizar cambios en el documento. Muchas veces saltamos ciertos detalles que son causantes de este error.

La tabla no se ve como esperaba

Puedes personalizar el formato de la tabla utilizando la opción «Personalizar tabla de contenido». Ajusta las configuraciones según tus preferencias. Recuerda que existen prediseños de los modelos de la tabla que Word te ofrece.

No aparece la opción tabla de contenido

Esto puede deberse a diferentes versiones de Word. Dependiendo de la que estés usando la tabla de contenido puede o no estar presente en los elementos. Asegúrate de que estás utilizando una versión que admita tablas de contenido.