Conforme la inflación, va en aumento los hogares que reducen el volumen de compra en los productos de consumo masivo, aun así, los hábitos de consumo del centroamericano son mayor al periodo prepandemia, llevando un 15% más de artículos en comparación con 2019.

Aun así, debido a los efectos inflacionarios que se viven alrededor del mundo, el precio es la variable que mueve la forma de comprar de los centroamericanos, éste aumenta 6% para 2022, además otro hábito que se vuelve a activar bajo este escenario es la recompra, los hogares están adquiriendo productos de la canasta de consumo masivo cada 2 días, un 3% más veces que en 2021.

“Este aumento de la frecuencia a su vez impulsa la omnicanalidad, una tendencia a visitar más lugares de compra, según el estudio Retailers Golden Trends, vemos que el 55% de los centroamericanos afirman que visitan varios puntos de ventas para buscar promociones, un 49% para comparar precios entre lugares, 24% porque no todos los lugares en los que compra tienen el mismo surtido”

Vivian Gálvez, Gerente General para Kantar, División Worldpanel CariCAM.

La recompra que experimenta el consumidor viene impulsado por la adquisición de tamaños pequeños, además los efectos inflacionarios hacen que marcas económicas crezcan 3%, y las premium 2%, estas últimas motivadas por el traslado de consumo al hogar y crecimiento de categorías de indulgencia.

Te interesará  Resultados populares en la web

Y siempre bajo el tema de la inflación, vemos una alta sensibilidad a disminuir consumo de categorías. El 80% de éstas no crecen en CAM a pesar de que solo 17% aumentan precio por arriba de la inflación, sin embargo, de las categorías en crecimiento 93% ganaron compradores en el 2022, lo que quiere decir que el consumidor no abandona la compra de éstas, más bien reducen su volumen, buscando las diferentes alternativas para seguir comprando.