Sin clientes no hay negocio. Ahora sabemos la importancia de no sólo adquirir clientes, sino de retenerlos y cultivar relaciones duraderas con ellos.

La administración de relaciones con el cliente tiene una perspectiva a largo plazo, cuyo fin es producir un alto capital basado en los clientes.

El capital basado en los clientes es la combinación total de los valores del tiempo de vida de todos los clientes actuales y potenciales (clientes potenciales son aquellos que hacen una primera compra y se les captura para una siguiente o más veces de compra)  de una empresa.

Mientras más leales sean los clientes mayor será el valor de la compañía.

El capital basado en los clientes es una mejor medida del desempeño de la empresa que las ventas actuales o la participación en el mercado.

Las ventas y la participación de mercado reflejan algo del pasado, el capital de clientes sugiere el futuro.

“El único valor que su compañía creará es aquel que obtiene de sus clientes; los que tiene ahora y los que tendrá en el futuro”.

#JuevesMarketero

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!