Según la encuesta del CPI, alrededor de 4 millones de hogares peruanos (60%) tienen al menos una mascota. A esto se suma el aumento de los ingresos en los últimos 20 años, la independencia de los jóvenes y la tendencia a tener menos hijos, todo lo cual sustenta a las mascotas. 

En este caso, Luisa Mayorga y su socio Frank Fuchs decidieron montar Zsazsaworld, una boutique de ropa y complementos de moda para mascotas, tras iniciar un negocio de moda femenina. 

“Si bien había muchas tiendas de mascotas en ese momento, no había una sola tienda que se dedicara a la moda y los accesorios, es decir, eran de la misma marca. Entonces, como tengo un chihuahua y soy diseñadora de moda, y mis socios están relacionados con el área de negocios, por lo que vemos una oportunidad en un nicho de mercado que recién está comenzando”, dijo Luisa Mayorga, directora general de Zsazsaworld. 

Todo comenzó en la cuenta de Instagram de la perrita chihuahua de Luisa, Zsazsa. Cuando notaron que podía entrar en el segmento de las mascotas, lo que hicieron fue fusionar la marca con la imagen de la mascota. 

Te interesará  ¿Cómo han evolucionado los medios de pago?

“La primera entrada de cara al público fue nuestra mascota. Más importante aún, todas las marcas tenían la cara de nuestro perro. Los primeros clientes entraron porque conocían al chihuahua, pero poco a poco nos hemos deshecho de eso y ahora no todos conocen el El cachorro en la bolsa era Zsazsa». 

Los primeros desafíos

Como una de las primeras empresas en crear ropa de moda para mascotas, el principal desafío fue comprender el tamaño de las mascotas en Perú. 

“Cuando quieres entrar en el mundo de la ropa para mascotas, siempre empiezas con una referencia en cuanto al tamaño, y a veces esa referencia es de otro país, pero en el mercado peruano la mayoría de los cachorros son mestizos y tienen cuerpos diferentes, entonces Tuvimos que crear una báscula desde cero para que se adaptara al mercado peruano. Tuvimos que probar muchos cachorros para sacar un promedio, pero estoy acostumbrado a este tipo de trabajo”, dijo la empresaria. 

Te interesará  Estudio sobre las "brands" preferidas a nivel mundial

Poco después de su apertura, en diciembre de 2019, Zsazsaworld, que ha venido desarrollando todo su marketing de ropa a través de Instagram, realizó su primer contacto físico con el público a través del Jockey Plaza Christmas Market. Tres meses después, llegó la pandemia. 

“La pandemia hizo que nos atrajera con productos listos para usar, pero tener un modelo en línea y que la categoría de mascotas no se detuviera ayudó mucho”, recuerda Mayorga. 

Así, tuvieron que aprender a trabajar de manera remota y hacer colecciones más rápidamente. 

“Las ventas no se han detenido porque nuestros clientes ven a sus cachorros como niños, estas familias tienen necesidades diferentes y les preocupa que siempre haya comida para cachorros disponible y esta situación no afecte la estabilidad de la mascota. Antes solo éramos el 60% aquí, por lo que durante la pandemia hemos agotado casi todos nuestros productos y solo quedan algunas tallas más pequeñas. 

Fue en estos tiempos de auge que el negocio tuvo que dejar de vender a través de las redes sociales y comenzar a crear un sitio web que brindara mayor seguridad y comodidad a los clientes. 

Te interesará  Crehana junto con el Estado de México lanzan programa de becas digitales

Sobre su futuro

Luego de abrir su primera tienda física en Miraflores, Zsazsaworld comenzó a mirar hacia el exterior. 

“Nuestra idea hoy es ir a un público más extranjero, porque la ropa te queda bien, tiene bastante calidad de diseño, es una marca con una imagen muy rica, y nuestras tallas son muy favorecedoras”, culmina la emprendedora.