La gestión de proyectos es un proceso complejo que requiere de un gran liderazgo y de mucho cuidado, incluso los project managers más calificados se enfrentan a varios desafíos, ya que se encargan de supervisar el ciclo de vida de una iniciativa de principio a fin, y raramente reciben el crédito que se merecen por el éxito del proyecto, aunque se los suele culpar por las fallas de los mismos.

Dada la complejidad de su cargo, los project managers necesitan un conjunto de diversos tipos de habilidades blandas. Además, claro, de las habilidades duras, para realizar su trabajo con eficacia.

Project Managers

Un Project Manager deberá poder liderar equipos, empoderar a otros, tener influencia, sin perder orientación a resultados, visión de negocio y tener foco en el cliente.

Respecto de las poblaciones que conforman sus equipos, nos encontramos con perfiles técnicos y de menor proyección, hasta con los perfiles llamados Mind Agile, con todas las particularidades que implica liderarlos por las exigencias de aprendizaje y desarrollo que suelen plantear.

Sumado a esto, hoy se debe tratar con distintas culturas, ya que la tecnología posibilita que sus equipos estén conformados por colaboradores que pueden estar ubicados en cualquier lugar del mundo.

Es decir, que la versatilidad y la flexibilidad, también son necesarios en estos puestos; Sin dudas quien ocupe este puesto requerirá contar con visión estratégica, a fin de poder tener una perspectiva global del proyecto que gestiona, del negocio en el que se mueve y llevar adelante el planeamiento de recursos a largo plazo.

Se trata de puestos algo paradojales dado que requieren del cruce de conocimientos técnicos, con diversos tipos de habilidades blandas, con la capacidad para moverse en un mundo globalizado y en contextos volátiles.

Te interesará  Casos de éxito de marketing político

Para su evaluación, habrá que implementar técnicas que nos brinden información sobre todas estas habilidades que la complejidad de estos puestos requiere.

Habilidades blandas para la gestión de proyectos

  • Organización
  • Liderazgo
  • Comunicación
  • Gestión del tiempo
  • Gestión de las relaciones

La experiencia y los tipos de habilidades blandas que desenvuelven al project manager son fundamentales para el éxito del proyecto. Como manager del proyecto, tus acciones solo llegan hasta cierto punto; los miembros del equipo también deben hacerse responsables.

Haz una lista de las habilidades que necesitas para realizar el proyecto y que tenga éxito. Define las especificidades de esa iniciativa en particular y luego piensa en quién está mejor equipado para enfrentarse a este desafío.

La importancia de la inteligencia emocional y las habilidades blandas

Manejar todas las incidencias relacionadas con el proyecto es un problema para las personas dentro de él, y tu inteligencia emocional determinará cómo resolverás los problemas y llevarás a tu equipo al éxito.

De hecho, hoy en día las empresas tratan de encontrar personal con alta inteligencia emocional, y esto incluye a los project managers, que son los más apropiados en términos de los tipos de habilidades blandas, habilidades cruzadas e interacción humana.

A medida que los equipos crecen, los project managers deben ser capaces de resolver problemas complejos y conflictos potenciales de manera constructiva, sin dejar que el progreso de liderar equipos, sus proyectos se vean afectado.