Mejorar el CV es una de las mejores prácticas para aumentar las probabilidades de ser contratado por determinada empresa. Ciertamente no hay una relación inmediata entre la recepción del CV y la contratación, pero sí que funciona como elemento catalizador.

La hoja de vida es una pieza clave, y la que hace que muchos empleadores descarten y destaquen a ciertos candidatos.

Si deseas saber más sobre cómo influye tu CV en el proceso de contratación y cómo puedes optimizarlo, lee esta nota hasta el final.

Cómo influye el CV en la contratación

El hecho de mejorar el CV va más allá de un capricho estético o asuntos de ego. En realidad, este documento pasa a ser la tarjeta de presentación, la ficha técnica, o incluso puede percibirse como el flyer promocional de tus propias habilidades.

Un material que se aplica como herramienta para publicitar nuestro valor empresarial para el rol que deseamos desempeñar dentro de determinada organización.

Dada esta realidad, el CV es ese elemento que te permitirá destacar por encima de otros postulantes, aun cuando ni siquiera el empleador te conoce. Pero, ¿cómo hacer que tu hoja de vida sea la que capte a atención del empleador?

Esto amerita aplicar un conjunto de técnicas específicas que te comparto a continuación.

Técnicas para mejorar el CV

Aunque la información y la personalización son dos aspectos clave, son frecuentemente malinterpretados en el desarrollo de un CV. Para adentrarte en la senda correcta, asegúrate de lo siguiente.

Información personal y contacto

Asegúrate de ser preciso y no incluyas datos que el empleador no va a utilizar.

Te interesará  El futuro del trabajo: adaptación a un entorno laboral cambiante

Sobre mí

Da un resumen de quién eres y cuáles son tus aspiraciones de una manera coherente con el respectivo rol que deseas desempeñar.

Estudios realizados

La educación es parte de la base, pero no es necesario incluir estudios de primaria.

Enfócate en tus estudios de mayor peso, y respectivos cursos que den soporte al rol.

Habilidades y destrezas

Sé detallado con lo que sabes hacer, lo que te hace distinto a los demás estando en el campo laboral.

Experiencia

Plantea y deja datos de verificación sobre tu experiencia en campo. No obstante, evita colocar trabajos anteriores que sean demasiado viejos o que no guarden relación con el puesto al que aspiras.

A excepción de que sea tu única experiencia laboral.

Elementos visuales

Si bien es cierto, ya sabes cómo ser conciso y en qué debes enfocarte, ten en cuenta que es necesario organizar la información y aplicar ornamentos profesionales. Para ello, puedes apoyarte en una plantilla moderna de CV o diseñarla tú mismo.

Organiza la información por bloques, y aplica una paleta de colores corporativa. Evita demasiados colores y asegúrate de tener máximo dos tipografías distintas.

Deja de lado las ilustraciones y asegúrate de darle un enfoque profesional, sobrio pero estilizado.

Lo más importante es que al ver tu hoja de vida, el empleador no la pueda pasar por alto. Pero por el contraste profesional que genera, no por el exceso de colores y fuentes psicodélicas.

Por último, utiliza una fotografía corporativa. Esta toma consta de un plano frontal donde se capture a partir del busto. Usa una pared de fondo unicolor, e incluso podrías editar la fotografía para remover el fondo y dejar un sólido color blanco.

Te interesará  Dinámicas de integración grupal – Convierte a tu equipo en personal de alto rendimiento

Con estas consideraciones, mejorar tu CV será pan comido, y aumentarás las probabilidades de ser llamado para la entrevista.