Dadas las circunstancias, muchos de vosotros os habéis visto obligados a trabajar con un ordenador desde casa. La oficina se ha trasladado, por tanto, al salón, al dormitorio, a la terraza o incluso al trastero, según las circunstancias familiares, personales y de espacio de cada uno.

Antes nos levantábamos, nos duchábamos y nos vestíamos cada día para ir a la oficina, en coche, en metro, en bici, en autobús o con el transporte que tuviéramos disponible. Ahora caminamos el trecho del pasillo, como mucho, y ya estamos en la oficina.

¡Es genial!, habrás pensado algún día, sabiendo que no tienes que madrugar tanto como antes, que no te vas a encontrar con un atasco y encima llegar tarde a la oficina. Esos centímetros o metros que te separan de tu puesto de trabajo pueden habernos sabido a gloria, a veces. Casi podrías ir rodando desde la cama hasta el ordenador, tu oficina. Quizá incluso en algún momento hayas pensado hacerlo. Pues bien, ¡no lo hagas! ¡Quítate el pijama y arréglate! Aprovecha el código descuento Sprinter y hazte con algunos imprescindibles para tu outfit de indoor.

Aunque el teletrabajo no nos obligue a tener que arreglarnos para trabajar, es conveniente que lo hagamos por tres motivos:

  • Por profesionalidad. Aunque estemos en casa, en nuestra jornada laboral somos parte de la empresa. Tendremos que mantener contacto con nuestros colegas, clientes y jefes, y posiblemente tengamos algunas reuniones ante una cámara, por lo tanto, tenemos que cuidar el aspecto.
  • Por salud mental. Cuidarnos, vestirnos, tener la rutina de prepararnos y asearnos para trabajar nos ayuda a mantener el tono vital alto y afrontar la jornada de trabajo como los grandes profesionales que somos.
  • Por compañerismo y empatía. No olvides que tu estado físico y mental afecta también a los que te rodean, por ello es también importante, como actividad de team building, que cuides tu imagen.
Te interesará  Las 24 mejores páginas de Marketing en Facebook

Dicho esto, aquí van unas cuantas ideas para trabajar desde casa con un look business casual, que sin renunciar a la comodidad te conferirá un aspecto natural a la par que profesional.

PARA ELLAS

Debes estar cómoda, pero sin descuidar tu aspecto. Si tienes una reunión con tus compañeros de trabajo, debes tener en cuenta que la cámara del ordenador mostrará tu torso, así que evita las transparencias, los escotes excesivos y los tirantes. Echa un vistazo a estas propuestas, ¿cuál de ellas te gusta más?

  • Unos leggins y una camisa estampada, alegre y holgada, pelo recogido, zapatillas.
  • Un top y unos pantalones cómodos de algodón serían una opción más informal.
  • Unos vaqueros, que son siempre muy socorridos, y una camiseta básica, por ejemplo negra.
  • Un vestido camisero, o un jersey-vestido puede ser también una opción cómoda y elegante.

Puedes acompañar tu look con un maquillaje ligero. En cualquier caso, no olvides añadir algo de color, sea en el top, o en los complementos, con una cinta en el pelo, unos pendientes o un colgante.

Te interesará  Trabajo remoto: beneficios y herramientas para optimizar tus actividades

PARA ELLOS

Ponte lo que te haga sentir bien y lleno de energía. Te damos algunas ideas:

  • Una camisa sencilla o desenfadada y unos pantalones de algodón con unas zapatillas deportivas cómodas.
  • Un polo y un pantalón de chándal, o unos jogger, si lo prefieres.
  • Vaqueros y una camiseta.

Tanto para ellas como para ellos, siempre podréis completar vuestro look con jerséis y cárdigans finos o incluso con sudaderas de cuello redondo y sin capucha. ¿Y en los pies? Mejor unas zapatillas deportivas o sneakers, aunque en este caso las zapatillas de estar en casa podrían ser también una opción. ¡No olvidéis que lo importante es sentirse cómodos y con buen talante!