Un nuevo concepto se está imponiendo en el entorno comercial más innovador, los negocios inteligentes. Se trata de una nueva fórmula de tratar a los comercios y que aparece como evolución inevitable de los tiempos en los que la tecnología de la información forma parte del quehacer diario en los negocios, para que estos puedan tener éxito y evolucionar, alcanzando mayores cotas en el mercado en el que actúa

Los Negocios Inteligentes utilizan de forma óptima las últimas tecnologías, con una correcta implementación en su modelo productivo, manejando datos y analizándolos de manera estratégica con el objetivo de ganar ventaja competitiva con las empresas que actúan en el mismo sector. Accediendo a esta categoría, se mejorará de forma notable el desempeño empresarial.

Las empresas que adoptan esta etiqueta mantienen una orientación 100% en relación a la aplicación tecnológica que encuentra disponible y es apta para el proyecto. Con esta forma de actuar se optimiza la recogida, los procesos y las conclusiones de los datos obtenidos con los que tomar las decisiones más acertadas en base a la información recogida, aumentando el nivel y la calidad en sus operaciones financieras y productivas.

Qué objetivos tiene un negocio inteligente

Gracias a este tipo de formato en los proyectos empresariales se va a conseguir una mayor capacidad de aprovechamiento y uso de la información recibida, ya sea mediante fuentes externas o internas. Es decir, el principal objetivo no es otro que el de optimizar la toma de decisiones de la organización. El análisis de los datos que recibe y de los que dispone el negocio deberá ser un eslabón fundamental para que los directivos posean la suficiente capacidad para estar informados y tener el conocimiento necesario para que mejore la eficacia de sus trabajos, obteniendo con ello mejores resultados.

Te interesará  Cómo aprovechar los códigos QR para generar leads, fidelizar clientes y aumentar las ventas

El también conocido como Business Inteligence se convierte, de este modo, en un elemento clave en todo plan estratégico. Facilitará la identificación de oportunidades que la directiva del negocio empresarial deberá saber aprovechar para aumentar con ello los beneficios económicos de la organización.

Por otro lado, también tiene como destino final la reducción de los costes. Para realizar este trabajo se centrará en un redistribución mucho más equilibrada y eficiente de los recursos disponibles, detectando los errores y fallas que se traduzcan en pérdidas para la firma.

Así mismo, se podrá usar para mejorar la eficiencia operativa en líneas generales, e incluso personalizar la experiencia del cliente.

Cómo actúa un negocio inteligente

Al implementar en el proyecto de negocio herramientas como el análisis predictivo, el aprendizaje automático y la automatización de los procesos, tanto productivos como de gestión, se estarán dando los pasos para pasar de un sistema tradicional a uno inteligente.

Con estas nuevas funcionalidades, se obtiene una imagen más precisa y global del rendimiento de la empresa. Además, la organización se estará actualizando al impulsar la cultura de la innovación, la experimentación, y la búsqueda continua de usos de la tecnología y los datos que se manejan.

En definitiva, se tomarán decisiones más acertadas basadas en datos, se automatizarán los procesos, se personalizará la experiencia del cliente, se consiguirá una más fácil identificación de las oportunidades para innovar y desarrollar nuevos servicios y productos. Por último, también se conseguirá un aumento exponencial de la eficiencia operativa y se fomentará la colaboración entre equipos y una gestión más eficiente del conocimiento.

Te interesará  5 herramientas para crear caricaturas que debes conocer

Ejemplos de negocios inteligentes

El número de empresas y negocios que alcanzan el éxito comercial gracias a la utilización de la inteligencia en los negocios aumenta continuamente. Algunas de las más populares son Amazon, Netflix, Walmart, BBVA, el Grupo Bimbo, Sodimac Argentina, Inka Corps e incluso Coca Cola.

Así mismo, hay que tener en consideración que el éxito de estas y otras grandes firmas ofrece nuevas oportunidades de negocio, especialmente en América Latina. Por ejemplo, el puesto de repartidor de mercado libre no se cubre con la suficiente rapidez, por lo que se demanda personal constantemente.

Áreas que requieren de los negocios inteligentes

Cómo se puede apreciar a tenor de los muchos y variados tipos de empresas que han conseguido alcanzar el éxito u optimizar sus beneficios como consecuencia del uso de las herramientas disponibles para los negocios inteligentes, cabe suponer que no son pocas las áreas que abarca dentro de una empresa.

Algunas de las que más beneficios consiguen con su implementación son los departamentos de operaciones y cadena de suministros, la experiencia del cliente, el apartado de marketing y ventas, los recursos humanos, las finanzas y la contabilidad, la innovación y el desarrollo de productos y servicios.

Para obtener un negocio inteligente en estas áreas, se deberá definir una estrategia específica y clara, implementar una infraestructura de datos sólida, adoptar las herramientas y las tecnologías de business inteligence necesarias y de forma correcta, así como fomentar en la organización una cultura basada en la recopilación y uso de los datos.