embudo de ventas funnel de ventas embudo de ventas funnel de ventas

¿Qué es un embudo de ventas y cómo hacerlo en tu empresa?

A través del embudo de ventas se pueden atraer personas a la empresa, con el objetivo de generar conversiones. Sin embargo, dependiendo de la fase en la que se encuentren, es necesario aplicar distintos procedimientos.

Si quieres saber qué es y cómo hacerlo en tu empresa, quédate en este post. ¡Te lo contamos todo!

¿Qué es un embudo de ventas?

Se conoce como embudo de ventas a la metodología de marketing digital utilizada para definir los pasos que debe seguir un usuario para completar los objetivos o acciones, dentro de un sitio web.

Ahora bien, el análisis de cumplimiento de esos pasos nos ayuda a medir el porcentaje de pérdida que hay en cada uno de ellos. Además de detectar cómo se mueven las personas dentro de tu página y cuándo deciden abandonar.

Toda esta información es de mucha utilidad para detectar las fallas del sitio y corregirlas a tiempo.

Algo importante a mencionar sobre el embudo, es que no es intrusivo. De hecho, trabaja utilizando publicidad camuflada y aportando contenido de valor, para que los usuarios sientan interés en acceder al sitio sin presión.

¿Cómo se hace un embudo de ventas?

Las creaciones de los embudos de ventas deben tener en cuenta sus 5 fases. Cada una de ellas tiene un propósito. Ellas son:

1.     Fase de adquisición

En esta fase lo que se busca es poder dar a conocer un poco más la marca. Para lograrlo, se deben utilizar varias estrategias de marketing, como acciones en redes, optimización SEO, generación de contenido.

2.     Fase de activación

Tiene como objetivo ganarse la confianza de la audiencia. Una manera de lograrlo es creando una buena primera impresión. Por lo tanto, hay que cuidar el diseño y manejabilidad del sitio web.

Te interesará  ¿Cómo utilizar una nota de venta para mejorar la rentabilidad de tu empresa?

3.     Fase de retención

Los usuarios que llegan a esta fase, es porque realmente sienten interés en el producto/ servicio ofertado. Así que el objetivo en este punto es lograr retenerlos y fidelizarlos con la empresa. A través de los formularios podemos tener acceso a sus datos y realizar un seguimiento más cercano.

4.     Fase de venta

Es aquella fase donde falta poco para alcanzar una conversión o venta. Se recomienda hacer el proceso de pago sencillo y que incluya varios métodos. De esta manera, el usuario podrá completar el proceso de compra sin mayores inconvenientes.

5.     Fase de referencia

Luego de que la venta haya concluido, es momento de aprovechar esa oportunidad para que el cliente se convierte en promotor de la empresa.

Esto se logra solicitándole una recomendación en la página. Si queda satisfecho con la compra, es probable que sirva de portavoz para otros que estén buscando esa misma solución.

Finalmente, tener éxito en el embudo de ventas exige una buena definición de los objetivos del negocio, ya que servirá de norte para el rumbo que se tiene que tomar.

Además de cuidar cada fase y aplicar las estrategias de marketing que mejor se adecuen a ellas.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *