A veces me sorprende la aparición de numerosos términos derivados del inglés, para referirse a determinados puntos en casi cualquier idioma. Por ejemplo el retargeting o remarketing.

Si has estado pensando en que necesitas ampliar tu ROI y apoyarte en estrategias de conversión más efectivas, haz una pausa y lee hasta el final. Quiero que nos adentremos en este interesante concepto; que de una manera sencilla puedas captar lo que significa y a su vez, diseñar tu propia estrategia de conversión.

Qué es el retargeting y cómo afecta el ROI de mi empresa

Tal vez has estado revisando algún ecommerce,  buscando artículos específicos, y luego de evaluar ofertas has decidido pensar en frio; es decir, tomar un tiempo para evaluar las opciones y luego comprar la ideal.

¿Eres consciente de lo que sucede mientras te tomas los días para pensar?

No es casualidad que en tu móvil u ordenador comiences a recibir publicidad relacionada al producto que buscas. De pronto tienes decenas de ofertas, cupones y promociones especiales con tiempo limitado ¿Cierto?

Te interesará  5 Claves en el Marketing de Contenidos

Bien, eso es retargeting. En palabras concretas, es una estrategia construida sobre acciones de recordatorio sobre un determinado producto/servicio. Su punto más importante es que cuenta con un alto grado de personalización; gracias a las cookies puedes segmentar en distintas audiencias a quiénes quieres llegar y de qué manera.

En consecuencia, si has estado evaluando aspectos como la disponibilidad, precio, costos de envío; y te llegan ofertas especiales de determinada marca, estás a un clic de concretar la compra. Por lo tanto, aunque es una estrategia bastante simple, influye considerablemente en el ratio de conversiones y por supuesto aumenta el ROI.

En la web o las redes sociales vamos tan de prisa que todos hemos encontrado algo que nos gustaba y lo hemos guardado para nunca abrir de nuevo. Pero con este tipo de recordatorios que permite el retargeting, las marcas se hacen presentes de nuevo y nos dan nuevas razones para comprar.

¿Cómo se hace retargeting?

En efecto lo primero que debes hacer es armar la base de datos y clasificarla. Puede que tengas millones de usuarios en una lista, pero no todos han actuado de la misma manera frente a tus ofertas.

Te interesará  ¿Qué es TOFU, MOFU y BOFU?

En ese sentido, ideal es segmentar la base de datos conforme al performance que esta ha demostrado. Además, identificar en qué etapa del funnel se encuentra cada usuario, te ayudará a hacerte presente de manera optimizada.

Solo basta con entender el punto en que se encuentra el usuario, qué le interesa y qué le preocupa. Luego diseñas un mensaje casi individualizado que aparezca en la navegación con una frecuencia prudencial, pero lo más importante, que logre captar su atención.

Ciertamente dudo que lo hagas perfecto a la primera, pero ejecutando pruebas en pequeña escala, determinas la menor manera de hacerlo.

Ten en cuenta que muchas marcas cruzan los límites entre el retargeting efectivo y el spam. Tú, evítalo a toda costa; dale rienda suelta a tu creatividad, y no te limites a usar un mismo mensaje ni pretendas ser “el ex insistente que quiere volver”.

¡Acércate a tu audiencia con mucha personalidad! Recuérdale por qué eres la mejor opción y guíala hasta la caja registradora.

Te interesará  25 lecciones clave que aporta el Póker a los emprendedores