Dentro de los distintos modelos de hacer marketing, existen algunos que están tomando más relevancia en nuestros tiempos. En efecto, el performance marketing  es uno de ellos, así que dedicaremos este espacio a la definición del mismo y resaltar las aristas más importantes para su desarrollo.

Si tu objetivo es obtener el máximo rendimiento de tus campañas, seguramente hallarás, en esta modalidad, la salida perfecta para justificar cada dólar invertido en marketing.

¿En qué consiste el performance marketing?

Hablar de performance marketing es enfocarnos en una modalidad de la mercadotecnia en la que el resultado es lo que importa. Más allá del diseño de estrategias, exactitud en la segmentación, acciones de marketing y demás, el foco está en la relación directa entre la inversión de capital y el resultado obtenido.

Cuantifica cada conversión y en base a esta tasa, es que se distribuye el presupuesto. Es decir, se paga únicamente por el resultado.

Con este enfoque, los especialistas de marketing que usan esta modalidad, permiten a sus clientes obtener resultados más precisos. Lo que al final genera un mayor grado de confianza y genera cierto grado de sinergia entre el anunciante y la agencia.

El objetivo es optimizar el presupuesto, por lo que, aunque exista experimentación, se busca un mínimo de gastos en esto. Obtener el mejor ROI es la clave y en torno a esta idea es que giran todas las decisiones.

¿Cómo establecer la relación de inversiones en el performance marketing?

El uso del presupuesto dentro del performance marketing está enmarcado en tres posibles categorías elementales.

  • CPM (Costo por cada mil)
  • CPC (Costo por click)
  • CPL (Costo por lead)
Te interesará  TikTokers con más seguidores en Colombia

En base a estos criterios, se diseñan los requerimientos y los respectivos indicadores que determinan el éxito o fracaso de la campaña. De acuerdo del tipo de conversión requerida, alguna de estas tres alternativas puede ser más adecuada que otra.

Por ejemplo, en una campaña de alcance, el CPM suele ser más importante que el CPC. Pero cuando deseamos ampliar nuestra lista de prospectos, es el CPL el que toma mayor relevancia.

¿Cuáles son los desafíos a enfrentar en el performance marketing?

Por supuesto, al igual que las otras modalidades del marketing, cuando hablamos del performance marketing, debemos hacer frente a una serie de desafíos. A menudo, estos representan barreras para quienes desean aprovechar las grandes ventajas relacionadas al ROI, por lo que es indispensable conocerlos a detalle.

Dentro de los retos más grandes, podemos encontrar los siguientes puntos:

  • La precisión en el resultado requiere mayores recursos, y mayores inversiones
  • Es necesario implementar tecnologías de vanguardia y estrategias innovadoras
  • El precio de este tipo de servicios es más alto que en otros modelos
  • Requiere de un nivel superior en cuando a analítica y diseño de estrategias

Conceptualmente, estas barreras de crecimiento podrían ser tan simples como complejas dependiendo de quién las enfrente. Es evidente que una formación constante y una clara comprensión del mercado al que se pretende entrar, proporcionan ciertas ventajas ante estas dificultades.

Una vez que se superan, definitivamente habrá un mayor rendimiento de las inversiones en marketing. Generando así, una repartición justa de beneficios obtenidos.