Cuando estamos en búsqueda de trabajo, lo común es enviar cientos de postulaciones mientras esperamos hacer el match con alguna empresa. Es el proceso habitual, pero dicho proceder nos empuja a una encrucijada, pues en determinado momento debemos elegir solo una propuesta laboral.

Increíblemente podemos pasar semanas sin respuesta, y de un día para otro, aparecen más de tres empresas interesadas en tu perfil. ¿Qué hacer en ese momento? ¿Cómo elegir la propuesta adecuada para mí?

Acompáñame en esta nota y te explicaré todo lo que debes saber al respecto.

Una buena propuesta laboral vs una excelente

Lo primero que debes tener en cuenta es que una propuesta laboral puede ser muy buena, pero no por ello significa que sea la mejor del mercado. Por esta razón, es necesario quitarse el velo de la euforia, ese que aparece cuando las buenas noticias llegan al teléfono o a tu correo.

Si estás buscando trabajo y llega una oferta, es una buena noticia, pero no por ello debes cerrar las puertas a las mejores que aun están por venir. Puede ser que la primera en contactarte tenga un excelente salario disponible para ti, pero que el horario de trabajo te absorba de tal manera que no tengas tiempo para tu vida personal.

¿Vale la pena? No, hay muchos factores que entran en juego antes de elegir la propuesta ideal.

¿Cómo saber qué propuesta elegir?

Cuando llegue a tus manos más de una propuesta laboral, te sugiero separar la emoción de la razón y levantar una lista de puntos que contenga los criterios de tu propuesta ideal. En esta lista, asegúrate de incluir todos los factores que para ti son importantes.

Te interesará  La Gran Renuncia nunca terminó:Movilidad de talento al alza en 2023

Dentro de los puntos más relevantes en la mayoría de los casos están los siguientes:

  • Salario e incentivos
  • Programa de beneficios
  • Distancia y tiempos de transporte
  • Horario de trabajo
  • Responsabilidades a asumir
  • Las habilidades requeridas para el rol
  • Valores organizacionales
  • Clima organizacional
  • Posibilidades de crecimiento/escalabilidad
  • Equipo de trabajo
  • Condiciones físicas y emocionales del entorno

Aunque parezca una lista algo larga, es importante tenerla en cuenta para entender objetivamente si se trata de una propuesta de trabajo ideal. Además, puedes agregar factores personales que para ti sean de gran valor, pero, ante todo, evita aceptar lo que sea sin considerar estos puntos.

No obstante, permíteme compartirte una serie de errores comunes al momento de tomar esta decisión.

Errores comunes al momento de elegir una propuesta laboral

Pueden ser diversos motivos, sin embargo, es una realidad que cuando debemos elegir entre dos o más propuestas laborales, nos dejamos llevar por la subjetividad y elegimos la incorrecta. O, mejor dicho, la menos adecuada para nosotros.

En este caso, presta atención a los siguientes puntos que debes reconocer para evitar.

  • Aceptar ciegamente una propuesta por el incentivo económico
  • Elegir el trabajo sin considerar las habilidades requeridas
  • Sacrificar más de tu vida personal
  • Desconocer las motivaciones de la empresa
  • Aceptar una propuesta que va en contra de tus valores