Las compras por Internet son cada vez más populares. Las cifras crecen inexorablemente y no se ve el final. Pero, ¿cuál puede ser la razón de esto? ¿Qué es lo que hace que la gente prefiera comprar sus productos en línea en vez de fuera de ella? La respuesta a esta pregunta no es una apuesta tipo ruleta, https://casino.netbet.com.mx/ruleta, sino que se puede encontrar en pruebas muy concretas. En este breve informe se destacan los factores más importantes.

Comprar con la comodidad del hogar

Esta es probablemente la principal razón del auge de las compras en línea. Uno es completamente autosuficiente e independiente de las especificaciones de las tiendas, por ejemplo, no hay horarios de apertura. Y el lugar desde el que se compra también depende totalmente de ti. Puede comprar desde la comodidad de su sofá, en la terraza, en el jardín o incluso en la bañera.

No empujar

Sobre todo en las horas punta, el recorrido de compras puede convertirse en un esfuerzo. El viaje de compras más agradable puede convertirse en un estrés desagradable que le cueste muchos nervios. Sobre todo cuando otro comprador te arrebata el último artículo delante de tus narices. Sin embargo, esto es prácticamente imposible con las compras en línea, que te mantienen relajado en todo momento.

Sin límites de tiempo

Este es sin duda un punto que la mayoría de la gente considera importante. Una tienda comercial siempre tiene un horario de apertura, que se basa en el hecho de que no puede esperar que sus empleados trabajen todo el tiempo. Todo el mundo necesita descansos y tiempo libre, por lo que no es de extrañar que la mayoría de los comercios cierren regularmente durante períodos más largos.

Te interesará  Una startup usa plástico reciclado para construir una casa estudio para el patio trasero 

Aquí es donde la venta en línea gana puntos, porque aquí se tiene acceso permanente a los artículos que se ofrecen.

Un gran surtido que inspira

Mientras tanto, puede comprar cualquier producto. La digitalización ha hecho el mundo muy pequeño.  Uno tiene la sensación de que ya no hay fronteras. Por ejemplo, con poco esfuerzo puede pedir una lámpara a Corea, un cartucho de impresora a Hungría y deliciosos dulces a Estados Unidos. Simplemente no hay nada que no exista, el mundo y sus productos están a un clic de distancia gracias a Internet.

Almacenamiento con reducción de costes

Por regla general, una tienda online ya no necesita un almacén en el que se guarden los productos y se envíen a los clientes, ya que la mercancía solicitada por el cliente se pide directamente al fabricante a través de la tienda online. La mayoría de las veces, los productos pueden ofrecerse a un precio más bajo gracias a ello. Esta es una gran oportunidad para que el cliente haga una ganga y ahorre dinero.

Comparación de precios de compra más fácil

Especialmente en lo que respecta al precio, los consumidores pueden comparar rápida y fácilmente el mismo producto en diferentes distribuidores. También aquí basta con unos pocos clics para saber qué distribuidor ofrece el producto deseado al precio más bajo. De este modo, el cliente final puede ahorrar dinero.

A la puerta

La entrega a domicilio es especialmente cómoda. Por supuesto, las empresas incluyen los gastos de envío en sus precios por adelantado, pero luego ofrecen el envío gratuito al mismo tiempo. Aquí no se ahorra nada de dinero, pero al menos la mercancía llega a la puerta como por arte de magia. Esto atrae a nuestra comodidad, que está muy contenta con ello.

Te interesará  5 beneficios del comercio electrónico para PYMES

Esto supone una enorme ventaja, especialmente cuando se trata de productos pesados, como arena para gatos, materiales de construcción o televisores o muebles, y no se dispone de un coche propio o de un remolque.

Opciones de pago sencillas

Ir al banco a sacar dinero o simplemente pagar con una tarjeta de plástico siguen siendo formas habituales de gastar el dinero en el comercio.

Una cartera llena de monedas y billetes. A veces, esta buena pieza está llena hasta los topes de un montón de calderilla que, por supuesto, pesa bastante y hay que rebuscar el importe, lo que a veces lleva un poco más de tiempo.

Para muchos, es más fácil pagar en línea. Sobre todo porque la mayoría de la gente utiliza los servicios de pago en línea, que suelen enviar su propia dirección al vendedor al mismo tiempo, eliminando así la impopular necesidad de rellenar los datos de la dirección.

Los comercios locales se extinguen

Una mosca en la oreja son los numerosos pequeños comerciantes que ya no pueden mantener sus tiendas abiertas debido al aumento de las compras en línea.

Por supuesto, el cliente carece entonces de la posibilidad de comprar su mercancía a nivel local, por lo que en algunos casos no sería posible comprar determinados artículos sin una tienda online bien posicionada.

Integración de los pequeños comercios en la World Wide Web

La creación de una tienda online podría ayudar en este sentido. Esto daría a los pequeños comercios la oportunidad de alcanzar un mayor poder adquisitivo y dar a conocer sus productos más allá de las fronteras. Posiblemente esto promovería la expansión de la empresa, de modo que podrían crearse nuevos puestos de trabajo, de los que toda la región podría beneficiarse económicamente.

Te interesará  5 prácticas para comprar de manera segura en internet

Los inconvenientes

Por supuesto, las compras en línea no sólo tienen ventajas, sino también algunas desventajas. Muchos negocios no pueden mantener los precios de los pequeños luchadores que circulan por la red y tienen que cerrar. Los puestos de trabajo están diezmados porque ahora el dueño de la tienda puede operar bien por su cuenta. El cliente pide la mercancía, el vendedor encarga la mercancía al fabricante y la hace llegar directamente al cliente.

La consulta personal también se resiente. Sólo en una tienda puedes tocar y mirar las cosas y mantener una conversación agradable a la altura de los ojos con el vendedor. Especialmente cuando se trata de ropa, no hay que subestimar el punto de probarse, porque es precisamente aquí donde tendrías que esperar a que te cambien la mercancía en el comercio online si algo sale diferente a lo que esperabas. Sólo entonces podrás disfrutar de tu nuevo pantalón o top.

Por último, pero no menos importante

Con todas las ventajas que ofrece la venta online, no hay que olvidar lo agradable que es ir a la tienda de siempre y tener una agradable y acogedora charla con el vendedor de confianza mientras se hace la compra. Aquí podrá experimentar la tan alabada fidelidad del cliente en su forma más pura y sentirse a gusto.

Pasar un viaje de compras con buenos amigos en un día soleado tiene claramente un mayor factor de diversión que buscar el producto deseado en Internet solo desde el sofá. Pero la estresante vida cotidiana hace que uno prefiera la comodidad de las compras en línea en su tiempo libre, y por ello el comercio minorista en línea sigue creciendo constantemente.