Consciente de lo agresivo del mercado, Google no deja de innovar y agregar características a sus dispositivos. En el caso de su gadget de pulsera, el Google Pixel Watch, ha incorporado una función dinámica que podría ser la diferencia entre la atención médica oportuna y la tardía.

Una funcionalidad que puede salvarte la vida.

De acuerdo a su nuevo Wear SO, este Smart Watch es capaz de analizar si su portador sufre alguna caída con alto riesgo para la salud. Además, genera una serie de reacciones que demandan interacción por parte del portador, que en caso de no cumplir con ciertos parámetros, el reloj inteligente lo interpreta como una señal de emergencia.

Lo interesante de esta función es que el mismo dispositivo se comunica con las entidades pertinentes para reportar la situación, a fin de que el usuario pueda ser atendido con prontitud.

Este gadget monitorea y reconoce ciertas vibraciones que representarían una caída abrupta por parte del usuario. Cuando esto sucede, el gadget ejecuta una alarma que incluye vibraciones en la muñeca y es desactivada únicamente por el usuario. Si al cabo de 30 segundos, no hay actividad por parte del portador, el gadget aumenta la intensidad de la alarma, y al pasar un minuto, si no hay respuesta, este reloj emite el mensaje de auxilio.

De esta manera, Google ofrece una función que probablemente otros desarrolladores de gadgets comenzarán a estudiar y a mejorar. Una solución para los peligros latentes del portador, es de hecho, una genialidad tecnológica.

Actualmente la función está disponible en:

  • Estados Unidos
  • Canadá
  • Rino Unido
  • Francia
  • Irlanda
  • Japón
  • Australia
  • Taiwán
Te interesará  ¿Cómo pagar mi teléfono en línea? Pasos para hacerlo de la forma correcta

Este tipo de integraciones son las que permiten a las marcas entrar en la cotidianidad de sus usuarios. Y con el creciente aumento de la proyección de ventas de la industria de los Smart Watches, integrar este tipo de soluciones consolidará el mercado.

De acuerdo a un análisis de Statista, para 2025 se proyecta un ingreso superior a los 50.000 millones de dólares dentro de este sector.