Los tiempos cambian y las formas de buscar financiación para sacar un proyecto adelante también. Más allá de las vías clásicas para captar fondos en las que los emprendedores se veían ante el callejón, muchas veces sin salida, de tener que recurrir a un préstamo, a determinadas subvenciones o en más de una ocasión a la ayuda de amigos y familiares, en la actualidad existen otras vías mucho más novedosas y accesibles.

Dentro de este último grupo se abren paso con firmeza otras posibilidades financieras. Es el caso del Crowdfunding en España, un método que ha llegado a nuestro país y que hace posible que las ideas empresariales, culturales o sociales más competitivas se conviertan en realidad tejiendo una red amplia de contactos, que permita a los emprendedores encontrarse con aquellas personas interesadas en aportar dinero para que esos proyectos se materialicen.

Una vía de captación de fondos que nació al ritmo del rock

Esta fórmula colectiva de impulso a la generación de nuevos proyectos comenzó a caminar a finales de la década de los noventa y lo hizo de la mano de la música. Y es que entre los primeros proyectos de Crowdfunding que empezaron a rodar figura el puesto en marcha por la banda inglesa Marillion. El grupo se embarcó en la peculiar aventura de buscar fondos para poder afrontar los costosos gastos que conllevaba la posibilidad de ofrecer una gira de conciertos por diferentes puntos de Estados Unidos (EE UU).

“Al calor del Crowdfunding han visto la luz importantes proyectos culturales y empresariales que en la actualidad son auténticos casos de éxito.”

La iniciativa convenció y fueron muchas las personas que se sumaron a este proyecto aportando su granito de arena para financiar aquel tour por la geografía americana. Un pequeño paso decisivo para la banda que consiguió recaudar una cuantía de nada más y nada menos que 60.000 dólares.

De la mano de ejemplos de este tipo, la apuesta por esta vía de financiación fue ganando músculo en el escenario internacional dando oxígeno a un buen número de proyectos muy vinculados al terreno de lo social y la cultura. Diferentes e importantes creaciones y logros que otorgaron mayor reconocimiento a este método de captación de capital, que fue acuñado de forma oficial en el año 2006.

Producciones cinematográficas y propuestas tecnológicas que han roto moldes

Con el entorno online como principal escenario de captación de recursos, las iniciativas que buscan ver la luz a través del formato del Crowdfunding han ido creciendo en número e importancia en España posibilitando que interesantes proyectos culturales y empresariales hayan salido a escena. Producciones cinematográficas, aplicaciones informáticas y propuestas altamente tecnológicas que se han gestado bajo este formato de financiación colectiva.

“España ha pisado el acelerador y en los últimos años han aumentado de forma destacada el número de proyectos e ideas que han comenzado a cocinarse al calor de esta fórmula conocida como Crowdfunding o micromecenazgo.”

Muchos de los proyectos han conseguido convertirse en casos de éxito, al lograr plantar cara a empresas y compañías de renombre en sectores muy competitivos como es el de las nuevas tecnologías. Un escenario en el que han llamado la atención propuestas altamente novedosas vinculadas al mercado de los videojuegos o a la creación de artilugios de última generación. Diferentes proyectos que comparten ese espíritu del todos a uno y la filosofía de trabajar en equipo y confiar para generar nuevas oportunidades.

Pese a que todavía queda un interesante camino por andar en España, esta vía de financiación se presenta como la mejor alternativa para todos aquellos creadores que defienden ideas y trabajos originales, creativos y novedosos. Mentes brillantes que en más de una ocasión han tenido que lidiar con la sequía de inversiones que ha acompañado en los últimos años a otras fuentes especializadas en la concesión de capital.

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!