La pandemia de COVID-19 ha influenciado considerablemente sobre el comportamiento de los consumidores actuales. A día de hoy, podemos evidenciar algunos cambios en los hábitos alimentarios y formas conductuales relacionadas con el estilo de vida.

Los nuevos hábitos del consumidor que impulsó la pandemia

  • Consumidores más preocupados por su alimentación

Desde hace algún tiempo, las personas se preocupan más por lo que comen. Sin embargo, esta tendencia se ha incrementado a causa de la pandemia del COVID-19. La contingencia representa un impacto masivo en la salud humana y los consumidores optan por mantener una alimentación saludable para fortalecer sus defensas y hacer frente a la enfermedad.

Es más, diversas entidades han recomendado fortalecer el sistema inmune a través de una alimentación saludable y, en algunos casos, complementarlo con suplementos alimenticios y multivitamínicos, lo que ha provocado un alza en las ventas.

De acuerdo con Dannie Hansen, CEO de la plataforma de Nutrición SUNDT, en países como México, el Sector Salud recomendó a la población consumir vitamina C y complejo B de manera moderada para reforzar sus defensas. En ese contexto, diversas farmacias ubicadas en colonias capitales, como El Paseo, Dalias, Centro Histórico y Morales Saucito, presentaron escasez de estas vitaminas. Concretamente se ha registrado un aumento de más de un 40%.

  • Alimentos envasados
Te interesará  Marketing boca a boca, una estrategia al alcance de todos

El consumo, la manipulación y la seguridad frente a las manipulaciones externas de los alimentos son los principales factores que han impulsado la demanda de los productos empaquetados.

Los consumidores sienten mayor confianza con este tipo de alimentos, ya que exigen regulaciones sanitarias para comercializarse en el mercado. En esta categoría podemos encontrar comidas preparadas, alimentos horneados, sopas, alimentos para bebés, yogures, salsas, productos lácteos, alitas congeladas, bebidas, carnes, frutas y verduras, entre otros.

  • Uso de plataformas de servicios delivery

La contingencia ha convertido este servicio en el principal protagonista del mercado. Se ha registrado un explosivo crecimiento de la industria delivery debido a las medidas establecidas para evitar la propagación del virus como el distanciamiento social, el confinamiento, entre otros.

Los consumidores consumidores consideran que el servicio delivery es simple y conveniente, tiene costos operativos bajos, es más rentable y puede funcionar 24 horas al día, 7 días a la semana. Estas características también han impulsado a pequeños negocios quienes han iniciado con la entrega de alimentos a domicilio durante la contingencia. Se estima que este comportamiento se mantendrá el próximo año.

  • Compras online
Te interesará  'Neuro': mucho ruido y pocas nueces

De acuerdo con un estudio sobre el Impacto COVID-19 en venta online México, realizado por la Asociación Mexicana de Ventas Online (AMVO), el 55 % de los consumidores actuales prefiere las compras en línea porque no quiere salir de su casa por riesgo a contagiarse con el virus, mientras que el 48 % prefiere evitar las aglomeraciones en los establecimiento físicos. Por último, un 35 % menciona que en las plataformas virtuales existen mejores ofertas.