El mundo cambia, y cambia más y más.

Antes bastaba con correr para estar delante de la competencia, ahora si corres apenas los alcanzas Clic para tuitear

Sin duda el objetivo de una empresa es captar la mayor cantidad de clientes que pueda, así ganaremos rentabilidad, pero el reto ahora es como nos mantenernos en el tiempo, como tener mayor alcance, como darnos a conocer.

Un cliente es la persona que compra regularmente tu producto, cliente es quien regresa por que se siente satisfecho con lo que brindas, pero entonces por que hoy existe una nueva categoría. Fans = Un aficionado, un seguidor, un admirador, simpatizante aquella persona que sigue, recomienda, pelea, defiende, aquello que tanto le gusta…

“Ya no basta con satisfacer al cliente; ahora hay que dejarlos encantados”
Philip Kotler.

Buscamos fans de la marca, aquellas personas que se convierten en influenciadores nativos, aquellos que no les cuesta gritar a los siete vientos que utilizan esta marca, que la llevan como piel, y la defienden a cualquier costo. Aquella pasión con la que solos ellos pueden trasmitir como un storytellin, sin esperar nada más a cambio que sentirse parte de la marca.

Pongamos un ejemplo.

Uno de los deportes que genera grandes pasiones es el fútbol, sin duda muchos de nosotros o la mayoría de personas que conocemos tienen alguna preferencia por algún equipo, es un verdadero fanático, pero que pasa cuando el equipo de tus sueños tiene una mala racha, sea de un partido o una temporada, probablemente a parte del coraje que sientes, trataras de justificarlo; fue el árbitro, nos robaron, los directivos etc.

Siempre trataremos de justificar los resultados adversos, pero esto no es motivo suficiente para dejarlo, peor aun cambiarse de camiseta… No, eso jamás.

Eso es lo que es un fan, perdona, justifica, defiende, siempre espera satisfacción, pero es fiel. Pero, cómo llegar a tener fans de nuestra marca, no puedo engañarlos. La verdad, no es tarea fácil, requiere de tiempo, dedicación, compromiso y saber que el primer objetivo de una empresa no es llenar los bolsillos de los accionistas o propietarios, sino el primer objetivo de una empresa son los clientes.

Lo tratare de graficar en una ecuación un tanto matemática:

S= Satisfacción | E= Emoción

Para lograr los fans deberás tomar en cuenta estas variables, primero la satisfacción de las necesidades o problemas de tus clientes, luego la emoción que brinde o englobe tu servicio o producto, y el tiempo que perdure la utilización del mismo.

No es mi intención enredarles en palabras, lo explicaremos en un ejemplo:

Supongamos una adolescente utiliza su calzado Nike, por poner un ejemplo, sin duda esta satisfaciendo las necesidades de este cliente mediante el deseo de adquirir esta marca, ella se siente emocionada por que se siente identificada con este modelo y sin duda los utilizara por mucho más tiempo, esto seguramente hará mas fuerte sus lazos con la marca, ¿a quien creen que defenderá, si llega otra chica con una marca diferente?

Sin duda el objetivo de una marca será ofrecer una experiencia diferente, que genere mayor valor a tu producto o servicio, creando un vinculo a largo plazo, y permitiendo que el voz a voz haga su trabajo.

Eso es volverse un fan.
¿Ya descubriste quien es el fan de tu marca?

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!