Desde la aparición de los portales web de índole informativa, el sector periodístico se ha visto increíblemente afectado. Sin embargo, desde hace unos de años, Google ha entrado en negociaciones con los medios de diferentes países para compensar el uso masivo de su información.

Ya en algunos países existen leyes para avalar y proteger esta modalidad económica, y este 2024, Estados Unidos entrará en el juego.

Precedentes de la medida alrededor del mundo

Actualmente se conoce que países como Canadá y Australia ya cuentan con leyes y medidas que protegen el sector periodístico. Los pagos emitidos por Google hacia los editores de noticias de dichas regiones suponen un increíble aporte económico al sector.

En el caso de Canadá, hablamos de un aporte anual de CAD 100 millones, mientras que en Australia, Google y Meta están comprometidos a generar un aporte anual de AUD 200 millones. En consecuencia, el sector periodístico vuelve a ser una de las áreas profesionales con mayor interés por quienes desean desempeñarse en áreas bien remuneradas.

Ahora, en el casi de Estados Unidos, se espera que el proyecto de ley represente un aporte que podría ascender a miles de millones de USD. Cifras razonables considerando el declive del sector periodístico en el país en las últimas temporadas; despidos masivos, cierres de agencias y demás.

Ley de Preservación del Periodismo, California

La medida a implementar para respaldar este nuevo giro económico en Estados Unidos lleva por nombre Ley de Preservación del Periodismo. El propósito es auditar los medios digitales y el contenido que difunden para generar la respectiva compensación a las fuentes originales de la información.

Te interesará  Learnability: el poder para potenciar el talento tecnológico en Perú

Si un canal digital cuenta con más de 50 millones de usuarios y cuenta con una capitalización de más de USD 550.000 millones, entonces entra dentro del nuevo marco legal en el que debe generar aportes a los editores del país.

Lo más interesante es que a través de estas medidas, se promueve que el 70% de los ingresos de los medios por esta ley, sea distribuido a los periodistas; los que hacen posible que la información esté siempre disponible en el momento exacto.

Sin duda alguna, esta iniciativa generará un nuevo entorno económico en el sector. Promoviendo mayor cantidad de noticas y, por supuesto, mayor calidad; lo que involucra a muchos más profesionales trabajando en el área y un esfuerzo extra por parte de los editores para garantizar una porción de dicho pastel.