¿Pensando en cómo diseñar tus etiquetas de productos?

Prepara los screenshoots, porque voy a detallarte cada uno de los pasos que necesitas.

Ante todo, es importante situarnos en lo que representa una buena etiqueta, de esa manera tendrás la base de dónde partir.

Una etiqueta no es más que un identificador, un elemento gráfico capaz de resumir información de alto valor para el consumidor de determinado producto. A través de ella, el cliente potencial valida los detalles necesarios antes de tomar una decisión de compra.

Por ejemplo, antes de elegir una tableta de chocolate, un repostero revisa la etiqueta para confirmar el porcentaje de cacao. De la misma manera, los amantes del Fitness se aseguran de que cada producto alimenticio entre en la cantidad de calorías permitidas en su dieta.

Por otra parte, al momento de comprar ropa, se puede medir la calidad según la composición de la tela. ¿Y dónde se encuentra esa información? Efectivamente en la etiqueta.

Te interesará  Cuáles son las funciones del Growth Marketer

Así mismo, cualquier producto, en cualquier industria cuenta con una ficha resumida que facilita a los clientes conocer sus detalles más importantes. Pero dada la variedad en la clasificación de productos ¿cuáles serían los criterios para desarrollar una etiqueta?

Cómo crear etiquetas de productos

Como elemento identificador, lo primero es considerar el branding del proyecto. Según el estilo de la marca y el lenguaje a utilizar, habrá una paleta de colores, tipografías y otros elementos visuales en la etiqueta.

Algo a resaltar, es que la tipografía debe ser 100% legible y el mensaje descriptivo debe ser claro y preciso. La idea es que en una vista rápida, el consumidor acceda a información de valor. Si hay trabas en esta parte, es muy probable que este decida un producto que entienda mejor.

Por otra parte, debes tener en cuenta las dimensiones de la etiqueta. Según el tipo de packaging, habrá un espacio específico donde se pueda situar perfectamente la etiqueta.

Te interesará  Diseño de empaque y embalaje: aspectos a tener en cuenta

Esta debe adaptarse y adherirse fácilmente al embalaje, por tanto, según el espacio, se pueden idear formas creativas para el desarrollo de la etiqueta. Por ejemplo, no todas las etiquetas siguen la forma de figuras geométricas tradicionales; aun así, todas se adaptan al contexto donde se utilizan.

En ese mismo orden de ideas, según la superficie donde se utilizará la etiqueta, debes optar por un tipo de material que juegue entre lo resistente y lo económicamente factible.

Ahora bien, teniendo la forma, material y estilo, lo único que resta es vaciar la información. Para ello, debes considerar la información de mayor valor para tu cliente, por ejemplo:

  • Logo de la marca y empresa
  • Información detallada del producto
  • Advertencias
  • Sellos de las normativas en cumplimiento
  • Medios de contacto con la marca

Solo necesitas detenerte a analizar las etiquetas de productos de las marcas más reconocidas para darte cuenta de la importancia que estas tienen. De hecho, basándose en su relevancia, muchos creativos han aprovechado el espacio para incluir mensajes de alguna campaña vigente o CTA indirectos.

Te interesará  ¿Qué NOVEDADES me ofrece mi agencia de marketing digital?

Pon tu mente a toda máquina y comienza a bocetar ideas para tus etiquetas. No importa la cantidad de intentos siempre que estés en modo de prueba, pero una vez definido el estilo ideal, apuesta por ello.