Todas las empresas coinciden en un punto; desean encantar a los clientes con sus propuestas de valor. No solo buscan una compra puntual de un producto o servicio, sino que persiguen la fidelización.

Si al caso vamos, es la facturación frecuente y creciente lo que favorece a la rentabilidad del proyecto.

Ahora bien, pese a las muchas estrategias de marketing digital, existe un elemento offline que influye directamente en la decisión de compra. A este elemento se le conoce como merchandising.

Considerando el objetivo

En palabras sencillas, el merchandising es un conjunto de detalles altamente perceptibles, que favorecen la apreciación de las marcas. Cabe destacar, que todos esos detalles suelen promover una interacción física de los consumidores a través de la percepción.

De alguna manera el objetivo del merchandising es impregnar la mente del cliente, de sensaciones que le inciten a reconocer tu marca como la mejor alternativa. Sin embargo, la ejecución de una estrategia con estos elementos debe ser sutil; preferiblemente que guíe al comprador y no que lo ataque.

Te interesará  3 Ejemplos de merchandising de gran impacto

Por ejemplo, de seguro has entrado a un pasillo de salsas en un mercado, y te encuentras con una variedad de opciones. Sin embargo, en alguna plancha estratégica, podrías distinguir un colorido material POP que hace resaltar a determinada marca.

No obstante, al acercarte, percibes que el orden de sus productos de alguna manera te refleja calidad, el precio está bien definido en un bonito hablador y descubres en la etiqueta de un tripack, la receta para alguna comida.

Además de ello, cuando subes la mirada para pensar, te encuentras con una especie de afiche con la imagen de un delicioso almuerzo. Al final, te sientes inspirado a un almuerzo como ese y terminas llevando esa salsa.

Punto de partida de la estrategia

Si bien es cierto, que el departamento de marketing es comúnmente el encargado de posicionar determinado producto, la verdad es que este tipo de elementos se planifican desde antes de fabricarlo.

Evita a toda costa crear algo para luego venderlo. Te ahorrarás muchos problemas si en medio de la planificación, te sientas con tu diseñador para evaluar el empaque, la paleta de colores e incluso la experiencia de usuario.

Te interesará  COVID-19: ¿Un impulsor de las aseguradoras en el Perú?

En el mismo proceso, debes evaluar los mejores escenarios de apreciación para tu marca y los mejores canales para llegar a tu cliente objetivo. Y a partir de ese momento, diseñar los detalles altamente perceptibles que ayudarán a posicionar tu marca sobre el resto.

Importancia de invertir en estrategia

Puedes tener un producto excepcional, pero si las personas no se sienten inspiradas a comprarlo, el producto fracasará. Por lo tanto, debes asegurar tu presencia en todos los puntos de contacto con tus compradores.

Ya seas una marca consolidada o no, la inversión en estrategias como el merchandising no son negociables. Si estás comenzando tu proyecto, debes ganar visibilidad, pero si ya te conocen, debes seguir marcando territorio y buscar expansión.

Advertisement

Aunque muchos de los nuevos emprendedores, consideran invertir el mínimo para ganar mucho. Te aseguro que una inversión bien planificada y estructurada, con una estrategia comprobada, te puede dar un mejor ROI.

Y a pesar de que la era digital está revolucionando todo el mercado, aún no se puede presentar sabor, olor ni textura a través de una pantalla. Así que mientras puedas volverte bueno en estas áreas, puedes abrirte paso en el mercado.

Te interesará  Comparte una Coca-Cola con: Tu futura esposa