Hola amantes del marketing, mi primer artículo en Marketeros LATAM y quiero que sea especial, soy Billy García, un mercadólogo nacido en la Ciudad de México y que cuenta con 25 años de vida y 4 años de carrera en el marketing y la publicidad.

Desde niño vendía cosas como dulces o juguetes en la escuela, después promocioné e hice RRPP de bandas de rock, ahora me dedico a lo mismo pero con el título de mercadólogo y es un gusto para mi escribir para ustedes.

En este primer artículo les quiero hablar del ADN del marketing, lo que nos hace ser marketeros desde nuestra sangre y cómo es que nos ayuda a crear más y más cosas.

microbiology-163521_1280

Empezaré definiendo lo que es el ADN, por sus siglas el Ácido Desoxirribonucleico, es lo que contiene la información e instrucciones para el funcionamiento y desarrollo de todo ser viviente en este y otros planetas.

Entonces partiendo de esta idea voy a descomponer nuestro ADN marketero (aunque algunos se ofendan) y describiré las cualidades y lo que nos hace funcionar como profesionales en este bello mundo del marketing.

virus-infected-cells-213708_1280En primer lugar, y no me dejarán mentir los mercadólogos de nacimiento tenemos un hambre voraz de comunicar, así es, desde pequeños somos los niños que hablamos primero pues desde los 6-8 meses ya estamos hablando hasta por los codos y al año ya estamos pintando las paredes de nuestras casas, entonces nacimos con esa necesidad de estar comunicando lo que pensamos y además somos necios, hasta que no nos hacen caso terminamos de llorar.

Poco tiempo después nos damos cuenta de algo que traemos en las venas, el vender. Leíste bien, vender está en tu ADN de marcadólogo, a los 5 o 6 años ya andas en la escuela promocionando cosas y tratando de venderlas, lejos de pensar que las ventas no es marketing, debemos pensar que el marketing y las ventas son como hongos y humedad; generan simbiosis uno con el otro, no pueden existir si uno de ellos no existe.

Las ventas son al marketing como el sol es al día, entonces quitemos ese paradigma de pelear con ventas, pues todo mercadólogo sabe y entiende lo que son las ventas.

El ADN se compone en parte de proteínas, y en nuestro caso la proteína necesaria de todos los días es la pasión por lo que hacemos, y aunque muchos digan que esto es una constante en todas las carreras y profesiones, yo me atrevo a decir que no es así.

Yo creo que los mercadólogos somos distintos desde el punto de vista de lo que hacemos, incluso lo compararía con un médico en su día a día; la verdad nunca hay un día que repitas una tarea, tus clientes van a consulta porque están enfermos o les falta algo para vivir bien y aparte a veces estás todo el día trabajando (digamos que en guardia).

entrepreneur-593378_1280

Por último (y no quiero decir que sea todo lo que nos define como mercadólogos) es el hambre de conocimiento, desde pequeño estamos ansiosos de conocer, preguntamos, analizamos, pensamos, destruimos cosas con tal de conocer la manera como funcionan. Pregúntense a sí mismos ¿Cuántas veces se han preguntado algo en el día?

Descubrirán que pensamos como científicos, preguntamos todo y sobretodo cuando estamos desde la perspectiva del cliente o somos clientes en algún lugar, nosotros queremos conocer todo y el funcionamiento de todo… lo mejor de todo es que vamos directo a las fuentes a investigar.

Pero bueno mis estimados colegas, hasta aquí mi primer artículo para este espacio, les agradezco a los Marketeros LATAM haberme invitado a participar de esta excelente comunidad y les mando un abrazo hasta donde se encuentren.

Si tienen dudas, comentarios o lo que deseen son bienvenidos en mi twitter @BillysArt

Saludos 🙂

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!