Desde el principio de nuestra sociedad, el ser humano ha mostrado dificultad para aceptar lo diferente. En un ambiente de trabajo, esta dificultad personal se evidencia cuando hay miembros del equipo de trabajo que tienen rasgos distintivos, siendo estos elementos que detonan la discriminación laboral.

Existen diversos factores que giran en torno a esta desagradable situación, y los abordaremos uno a uno en esta nota.

¿Qué es la discriminación laboral?

El término discriminación laboral hace referencia a todas aquellas acciones denigrantes, separativas y descalificadoras que se toman contra alguien, o contra un grupo que comparte un mismo ambiente de trabajo.

Lo curioso sobre este tipo de discriminación es que surge porque dicha persona, o grupo de personas presentan algunas diferencias que forman parte de su ser. Algunos ejemplos podrían ser su procedencia, idioma, entre otros tipos.

En realidad, ninguno de los rasgos por los que se discrimina, es válido, ni es constructivo. Es una práctica que vuelve pesado el entorno laboral y entorpece el desenvolvimiento ideal de los distintos equipos de trabajo.

Tipos de discriminación laboral

Existen diversas pseudo-razones por las que actualmente se discrimina en entornos laborales y estas dan origen a diversos tipos de esta discriminación.

  • Nacionalidad o etnia
  • Orientación sexual y/o género
  • Edad
  • Estatus social
  • Estado o rasgos físicos

Algunos actos discriminatorios podrían presentarse en abuso verbal, hostigamiento, desplazamiento, e incluso acoso sexual. Todas estas prácticas, indignas de una estructura organizativa que promueva el crecimiento, desarrollo y la inclusión de nuevo potencial para la empresa.

Por ende, cuando deseamos que nuestra empresa alcance el máximo de su potencial, debemos trabajar arduamente en pulir estos detalles internos. De esta manera, garantizamos que no surjan prácticas como la discriminación laboral, que, además de convertirse en una piedra en el zapato para quien la sufre, también destruye la estructura de trabajo desde el interior de la empresa.

Te interesará  Qué aspectos evaluar al recibir una propuesta laboral

¿Existe la prohibición de la discriminación laboral en Latinoamérica?

En el mundo entero existe una ideología constructiva que llevan las empresas éticas. Dicha mentalidad organizacional prohíbe la discriminación laboral.

Sin embargo, para efectos de carácter legal, diversos gobiernos han lanzado sus propias regulaciones al respecto. De esta manera, se considera como acto penalizado, adquiriendo un grado de relevancia aún mayor.

En Latinoamérica podemos observar los siguientes ejemplos.

  • Argentina: Ley N° 23.592
  • Brasil:  Constitución
  • Chile: Ley N° 20.609
  • Colombia: Ley N° 1752
  • México: Constitución
  • Perú: Ley N° 27270

Así como estas, existen otras leyes y reglamentos que establecen una clara prohibición de dicha práctica. Además, plantean la respectiva penalización para aquellas entidades, personas, o grupos de personas que incurran en estas actividades.

En base a este tipo de normativas, podríamos decir que existe suficiente base para desaprobar cualquier intento de discriminación en el entorno de trabajo. Tanto por sentido común, como por asuntos legales. Razón por la cual, debemos ser capaces de fomentar el máximo nivel de integración, aportar recursos que fortalezcan las relaciones intra e interdepartamentales, y consolidar una filosofía de empatía y construcción organizacional.