Descubre las metodologías más eficientes en marketing

Muchos piensan que trabajar una cuenta de alguna red social es una labor sencilla que solo conlleva publicar contenido.

Pero la verdad es que hay muchas personas publicando contenido en cada segundo, lo que hace que esta competencia sea férrea.

Ser relevante es un hecho del que un Social Media Manager se debe encargar, ya que el mismo tiene esta como su misión. Para ello, la persona encargada tiene que diseñar muchas cosas y tener en cuenta algunas otras.

Aquí, es donde entran las metodologías en marketing, las cuales tienen como objetivo ayudar a la persona o al equipo a dar en el clavo y volver a la marca algo más importante.

El camino para lograr esto realmente es largo, sin embargo, con el diseño correcto y las estrategias de marketing adecuadas, todo se puede lograr.

¿A qué nos referimos con metodología?

Cuando buscamos explicar algo, siempre es necesario seguir una serie de pasos correctos determinados por el método científico. Esta forma, es la que más te asegura dar en el blanco, reduciendo esfuerzo, tiempo y dinero.

Con esto en mente, grandes compañías de marketing invierten dinero en la preparación previa para asegurar un éxito rotundo cuando este sea público.

Y es que todo lo que vemos en redes sociales, televisión e impresos, tiene un estudio previo el cual muestra desde cada color que vemos hasta cada palabra que leemos.

Estas ganas de buscarle un método lógico a los procesos, ha ayudado a que las personas puedan tener más posibilidades de lograr algo positivo.

Al fin y al cabo, cada una de las campañas que vemos, tiene un estudio previo y posibles porcentajes de éxito.

Te interesará  Diseñando estrategias de email marketing de alto valor

Recordemos que el ser humano es inesperado, por lo que hasta la campaña más investigada puede fallar. Con este miedo, las empresas aplican lo que conocemos como metodologías en marketing.

Cómo definir una metodología

Durante la educación, de cualquier nivel, tenemos procesos en los que una investigación es requerida. Para la misma, existe una serie de puntos a responder ya que ser específico, es lo mejor en estos casos.

En el caso de las metodologías en marketing existen una serie de caminos el cual las personas pueden tomar para lograr el éxito esperado. Y es que, aunque se investigue mucho sobre algo, el resultado de la misma puede ser desconocido.

Como directores de una marca que intentan crecer en los diversos puntos de internet, tenemos que recordar que a veces ser sencillo es lo mejor.

Con un total de 4 posibles caminos, las personas pueden decidir el camino, siempre y cuando se tomen en cuenta los valores empresariales de la cual estás diseñando.

Siempre es necesario ajustar todo el plan para lo que sea que se requiera y que este tenga éxito. Es bueno resaltar que no hay una mala idea, solo existen las que no están bien orientadas o las que no tienen un objetivo claro planteado.

Tipos de metodologías

Los tipos de metodología tienen algo en común, y es que los mismos están diseñados para hacer la vida y el trabajo del Social Media Manager algo más sencillo.

Metodología SOSTAC

Empezamos esta lista como una de las más básicas en el mundo del marketing, ya que la misma propone puntos importantes. La metodología SOSTAC.

Te interesará  Marketing gastronómico y la gestión del restaurante

Análisis de situación, objetivos, estrategia, acción y control.

Estos puntos mencionados son la base de esta metodología que busca la concepción de los objetivos del gerente mediante el uso de sistemas racionales y legales.

Si nos damos cuenta, cada una de estas palabras hablan de una fase que toda estrategia basada en su estructura debería cumplir.

Una de las cuestiones que hay que tener en cuenta con el uso de esta metodología en marketing es el hecho de que, una vez cumplido el objetivo, todo debe reformularse de nuevo. La misma solo contempla el proyecto hasta haber conseguido el objetivo.

Inbound Marketing

Entramos en terreno un poco más salido de los estándares, ya que la misma no busca vender al cliente de manera directa. Para este punto, debemos reconocer que la mejor forma de vender algo es simplemente omitir la palabra ya que las personas son susceptibles.

Atraer, Convertir, Cerrar y deleitar, este tipo de estrategia puede ser muy funcional, si sabemos cómo conectar con tu público de manera sencilla.

Sin embargo, para la metodología inbound marketing se requiere un enorme estudio del gentilicio y cómo se comportan cuando una marca nueva entra en terreno de otra ya conocida y preferida por las personas.

Mayormente, esta metodología logra atraer las miradas con el uso del entendimiento de la necesidad de la persona y luego proponiendo soluciones.

Metodología RACE

Alcance, Acción, Conversión y enganchar, esta es la forma en la que la misma funciona dentro del marketing. Su funcionamiento radica en el hecho de poder conocer la vida útil de un producto con su usuario, de igual forma, este busca hacerse con su atención por 4 simples pasos.

Te interesará  Michael Porter y sus enseñanzas sobre la competitividad

En el primer, llegamos a la persona, luego, actuamos para suplir su necesidad, al ver nuestra efectividad, logramos que cambie a nuestro equipo y después lo enganchamos conociendo más de sí mismo.

Esta estrategia RACE, usa el hecho de llegar directo y conocer luego para que la curiosidad sea lo que termine consiguiendo que el cliente se quede.

Metodología ADEP

Con el estandarte de Análisis, Diagnóstico, Estrategia, Plan de Acción, esta metodología ADEP en marketing nos brinda a los más novatos una forma de llegar a su objetivo sencillamente.

Quizás, la forma de trabajar con esto no sea la que genere más éxito, sin embargo, es la que mejor se adapta a todas las marcas.

En el primer puesto analizamos la propuesta, para luego diagnosticar y reformular el proyecto a un objetivo más alcanzable en el tiempo estipulado. Pasaremos a la aplicación de una estrategia llevadera para llegar a finiquitar nuestro plan de acción.

Recordemos que una vez definido todo esto debemos ajustarnos a los propósitos para que se pueda medir y analizar los resultados según el objetivo logrados.

Al final, entre estas cuatro opciones de metodología, la compañía debe definir cuál es la que más se adapta a la característica del producto.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *