¿Cuántas veces te has topado con las imitaciones de tus productos favoritos? ¿Ahorrarías un poco de dinero sacrificando la calidad en tu consumo? ¿Realmente amas un buen helado?

Estas son algunas de las preguntas que suelen aparecer luego de ver el nuevo spot de Magnum; el delicioso helado de élite de la firma Unilever. Un anuncio de poco más de un minuto en el que se cuestiona la originalidad de nuestro entorno representado por una típica pero decepcionante relación de pareja.

Un storytelling ácido y jocoso

Uno de los puntos fuertes de Magnum, como marca, es que ataca las sensaciones de sus consumidores y, generalmente, aborda el público femenino.

En esta ocasión, han optado por representar a una pareja que ha vivido una historia llena de mentiras y todo se destapa porque el hombre hace las compras y lleva un paquete de helados, como el Magnum.

Cuando la mujer nota esta falsedad, se da cuenta de que muchas de las cosas de la relación, en realidad son falsas. Todas las escenas están acompañadas de un fondo musical de ópera que no hace más que enfatizar la tensión típica en dichos momentos de nuestra vida.

En efecto, tras la separación, la mujer va directo a una tienda en busca de originalidad y compra su verdadero Magnum. En ese momento se resalta la finura y el placer que se desata solo cuando tenemos la oportunidad de disfrutar de un helado original.

Al finalizar el spot, Magnum, lanza sus últimas estocadas con los mensajes:

“Quédate con el original.”
“Como Magnum, no es Magnum.”

Te interesará  ¿Qué es el geofencing? y por que las agencias de marketing digital lo comienzan a implementar urgentemente

Una declaración de originalidad

A través de esta campaña, Magnum lanza un mensaje directo de superioridad que, sin duda, golpea a los competidores mientras hace despertar a sus consumidores. El llamado es hacia un enfoque de calidad; por más que haya buenos helados, no serían como el de Unilever.

Básicamente te invitan a cuestionar si realmente estás consumiendo el tipo de producto que mereces, o si solo estás saliendo del paso con cualquier imitación barata. De acuerdo a su target, Magnum no está diseñado para una audiencia que no diferencie la textura, el sabor y la propia cremosidad de un gran helado.

Esto es, precisamente, lo que lo convierte en un helado de prestigio y lo que se han encargado de enfatizar en su nueva campaña.