¿Tienes dificultades para establecer tus metas a corto plazo?

Todo lo que rodea el concepto de las metas puede ser bastante confuso. Al parecer la información es ambigua, y la razón de ello es porque cada autor lo explica desde su propia perspectiva y experiencia. Por lo tanto, cada opinión es distinta y al final quienes buscan entender desde la nada, terminan más desorientados.

No obstante, hoy quiero esclarecer tu camino. Acompáñame y encontrarás una manera sencilla de entender y establecer tus metas a corto, mediano y largo plazo.

¿Qué diferencia las metas a corto, mediano y largo plazo?

Las metas no son más que el aterrizaje de un sueño o ideal en un período de tiempo concreto. Es decir, si aspiras ganar tu primer millón de USD, allí tendrías un sueño financiero; pero cuando estableces hacerlo en 5 años (ejemplo), se transforma en una meta.

Ahora bien, generalmente, las metas complejas o muy grandes requieren mayor tiempo e incluso mayor inversión de otros recursos. Por lo tanto, se plantean en plazos distintos.

Te interesará  Marketing Online y su Demanda Laboral

Por ejemplo, si evalúas

  • Comprar un nuevo móvil
  • Vender tu apartamento

¿Puedes ver la diferencia temporal? El nuevo móvil puede tomarte días o semanas, pero vender el apartamento puede tomar hasta meses.

Una vez aclarado el punto, es necesario entender que dependiendo de las circunstancias particulares de cada individuo, las metas tomarán más o menos tiempo. Es decir, comprar el móvil para una persona acaudalada puede tomar unas horas, pero para alguien de escasos recursos, puede significar meses.

Entonces, antes de perderte en el mar de consejos que abundan en internet, lo primero antes de establecer metas, es plantear tu posición actual.

Tips para establecer metas a corto plazo

El proceso de marcar metas correctamente es sencillo, pero requiere de cierto nivel de atención y recursos para ordenar ideas. Generalmente necesitarás papel y lápiz, además de conocer esquemas y alternativas para concretar ideas.

Por otra parte, debes estar mentalmente descansado para observar el panorama sin la influencia de una mente agotada. Con las piezas principales, sigue los siguientes pasos.

  • Define lo que quieres lograr, lo que aspiras alcanzar dentro de un par de años.
  • Resalta los elementos que necesitas para concretar ese sueño.
  • Diseña una ruta de acciones que te acercarán al objetivo y te mantendrán en la ruta a conseguirlo.
  • Ordena cronológica y jerárquicamente las ideas pequeñas.
  • Establece la fecha de inicio y cumplimiento.
Te interesará  Toyota hace de PRAGA un musical

Las metas a corto plazo son esas acciones diarias que te mantendrán en el camino. En períodos intermedios (en relación con el objetivo macro), hablamos de metas de mediano plazo; juntas son la estructura sobre la que se construye el gran objetivo.

No importa lo que quieras lograr, el proceso, es el mismo. Necesitas saber dónde estás, qué quieres hacer que sea significativo; y a partir de allí, definir qué acciones te ayudarán a tener éxito.

La ventaja de definir las metas pequeñas, es que mentalmente las ves fáciles. En consecuencia, tienes menos barreras para alcanzarlas, y cuando cumples una tras otra, más temprano que tarde, estarás cara a cara con tu gran sueño.