Una de las herramientas más poderosas para organizar datos y entender la frecuencia de repetición de las variables, sin duda es el histograma. Este gráfico permite visualizar de manera rápida y precisa qué variables tienen mayor peso en un determinado estudio.

Generalmente es utilizado para abordar análisis estadístico donde se estudia un gran volumen de sujetos. ¿Quieres aprender a elaborarlo de manera sencilla? Acompáñame en esta pequeña guía.

Pasos para elaborar un histograma

Lo primero que debes saber es que como toda herramienta estadística, necesitas definir algunos puntos. Entre ellos:

  • El propósito de la investigación
  • El perfil de los sujetos (u objetos) a estudiar
  • Proceso de recolección y clasificación de datos

Una vez definidos los tres puntos y con toda la información organizada, entonces puedes comenzar a graficar.

Tabla de datos de un histograma

En principio, todos los datos son plasmados en fichas que describen las características de los sujetos. Esto permite que la clasificación de datos se pueda llevar a cabo con mayor facilidad.

Te interesará  El análisis de datos como filtro de decisiones

De esta tabla, surge una segunda lista resumida donde los sujetos con las mismas características están en el mismo punto. A raíz de ello se puede identificar la frecuencia con la que estos datos se repiten y es la base del funcionamiento del histograma.

Distribución en el plano cartesiano

Posteriormente, es necesario trazar un plano cartesiano donde el eje X se constituye por las características de los sujetos estudiados (variables), y el eje Y marca la frecuencia con la que las variables se repiten.

Ahora bien, en el histograma, se dibujan barras que parten del eje X, justo en donde marca una variable y se le da la altura que coincide con la frecuencia a la que pertenece.

Resultado de barras en el histograma

Una vez plasmadas todas las barras que representan la totalidad del caso, podrás observar una especie de montaña o sucesión de colinas. Estas te permiten observar con detenimiento qué variables tienen mayor influencia o relevancia en el caso.

Te interesará  Análisis de datos en tiempo real ¿Cómo realizarlo?

El resto, también importa, pero según el propósito de la investigación, la atención puede dirigirse a las variables de mayor manifestación.

¿Qué hacer con el resultado del histograma?

Generalmente el histograma suele contrastarse con otro tipo de herramientas estadísticas para obtener una comprensión total sobre el caso estudiado. Al completar esta gráfica te será evidente el elemento del caso de estudio que requiere más atención y con seguridad, podrás enfocar las otras herramientas en ello.

Ahora bien, a pesar de que el proceso es bastante simple, debes tener en cuenta que lo delicado radica en la recolección y la clasificación de los datos. Un pequeño desfase en esta etapa con certeza mostrará una gráfica errada y si otros análisis dependen de ella, la investigación será un caos.

Así que asegúrate de ser diligente, pero no levantar la información con demasiada prisa; verifica los datos las veces que sea necesario y evita retroceder en el proceso más adelante. Lo demás es simple, vaciar, y leer, por lo que estimo no te dará dolores de cabeza.

Te interesará  Uso de la inteligencia artificial en marketing