Sea cual sea tu área profesional de interés, es un hecho que constantemente debes levantar información estadística. En marketing, ese hecho es aún más frecuente.

En ese escenario, el estudio de mercados, análisis de leads, promedio de ventas y demás, se hace más ligero cuando tienes las herramientas adecuadas. Por ejemplo, la utilización de la media, mediana y moda, sin duda ayudarán enormemente a la interpretación de las variables obtenidas.

Si todavía no estás familiarizado con estas tres piezas estadísticas, no te preocupes. Hoy te diré en qué consisten y cómo puedes beneficiarte de cada una de ellas.

¿Qué es una media y cómo calcularla?

Entre la media, mediana y moda, quizás la más común es la media. También conocida como “promedio”, es un cálculo simple que pretende encontrar un punto intermedio en una diversidad de datos.

Por ejemplo, en una evaluación del balance financiero, podemos determinar una media de los ingresos durante una semana específica:

  • Lunes: $30
  • Martes: $10
  • Miércoles, Jueves: $0
  • Viernes: $20
Te interesará  Qué son las necesidades – las dos caras de la moneda

La manera de calcular la media consiste en sumar todos los valores y dividirlos entre la cantidad existente de los mismos. En este caso, hablamos de $60 de ingreso evaluando 5 días (5 datos). El resultado, es que la media de ingresos para esa semana es de $12/día.

¿Funciona la mediana de la misma manera?

Aunque el sentido es muy parecido, entre la media, mediana y moda, existen diferencias sutiles. Por ejemplo, la mediana surge, cuando una cantidad de datos son ordenados en orden ascendente o descendente y se detalla el punto central.

Siguiendo el ejemplo anterior, lo verías como: $0_0_10_20_30 ¿Cierto? Cada día corresponde a una cifra, y por ende hay dos “0”.

Bien, en este caso, al ser una cantidad par de datos, no hay un punto intermedio, sino dos (10 y 20). Por lo tanto, se procede con una media entre esos dos puntos (15), y esa, sería la mediana.

Si en otro ejemplo, los datos fueran un número impar, el resultado sería exactamente el punto central en la escala de datos. Por ejemplo, 3_2_1. La mediana es 2.

Te interesará  Eligiendo a la carta: Marketing Selectivo

¿Qué es la moda estadística?

Siguiendo con el análisis de datos, te encontrarás una variable interesante, la moda. Constituida por el valor que más se repite en un conjunto de datos. Siguiendo con el ejemplo de los ingresos diarios, puedes apreciar que hubo dos días que hubo cero ingresos, por lo tanto esa cifra es la moda.

Ahora bien, existen casos donde hay dos cifras que se repiten la misma cantidad de veces. Cuando eso sucede, se denomina una tendencia bimodal. En caso de que la coincidencia repetitiva sea de más de dos datos, la tendencia es multimodal; y si ninguno de los datos se repite, hablamos de una tendencia amodal.

Adicional a ello, cuando los valores que se repiten son números consecutivos (x_x_2_2_3_3_x_x), se determina una media entre ambos y obtenemos una moda adyacente.

¿Qué es mejor entre la media, mediana y moda?

Aunque ocasionalmente nos gustaría tener una fórmula que resuelva todos nuestros problemas, lamento decirte que en estas herramientas estadísticas no hay jerarquía. Es decir, el nivel de usabilidad depende exclusivamente del contexto que desees evaluar.

Te interesará  Social Media para dónde vamos en México

Efectivamente, por lo práctico, entre la media, mediana y moda la más utilizada es la media; pero no descarta la posibilidad de que se popularicen las otras dos para ilustrar otros contextos estadísticos de los negocios.