Si existe una práctica de marketing sencilla, pero que frecuentemente es malinterpretada, de seguro se trata del benchmarking. Pero hoy compartiré contigo los aspectos esenciales de esta estrategia, con el fin de que puedas despejar tus dudas y comenzar de una vez a potenciar tu negocio.

Advertisement

Quizás el punto de mayor confusión sobre el benchmarking se relaciona con la investigación de lo que hacen tus competidores. En ocasiones, relacionan esta fase con espionaje y plagio, pero una buena práctica lleva a la innovación a través del estudio de lo que funciona y lo que no.

En qué consiste la estrategia

Analizando las definiciones más relevantes del mercado, tenemos que esta estrategia se refiere a uno de los aspectos más importantes del estudio de mercados. El benchmarking, concentra una serie de pasos que permite un acercamiento investigativo entre tu empresa y tus principales competidores.

A través de ello, se pretende detectar los puntos con mayor solidez y los aspectos que dan a tus rivales comerciales la mayor parte de su fuerza. Así mismo, te encontrarás cara a cara con un sinfín de puntos de vista distintos a los tuyos, pero que abordan un mismo tema; permitiendo así una comprensión más amplia de la industria en la que te encuentras.

Te interesará  Nuevos empleos en Marketing Digital para 2017

En ese sentido, puedes comparar el resultado de la investigación con la situación particular de tu negocio y comenzar a tomar medidas para prevenir fallos del sistema. Si alguien trazó una excelente ruta de crecimiento ¿por qué no adaptarla a tu negocio? O en caso contrario, si alguien perdió sumas exorbitantes a raíz de una falla ¿por qué correr el mismo riesgo?

Esquema del proceso

Como toda estrategia, lo primero es determinar el objetivo. De esa manera, los esfuerzos irán en una sola dirección y hay mayor probabilidad de que se logren beneficios.

Por lo tanto, el origen del proceso es la planificación, donde se determina que es lo que desean descubrir y cómo se pretende hacer.

Posteriormente, el proceso de benchmarking continúa con una triada operativa; Recolección de datos, evaluación de los mismos y diseño/ejecución de estrategias de mejora. Cabe destacar, que abundan los casos donde el proceso se abandona cuando se ha implementado la nueva estructura de los procesos.

Te interesará  Los millennials y el Marketing

Sin embargo, los verdaderos profesionales reconocen que el seguimiento de las estrategias y la disposición para hacer ajustes, es lo que mantendrá la empresa a salvo. Pues si existen factores desfavorables inherentes al nuevo plan, se notarán en los resultados, y si no existe un punto de control, ya imaginarás en qué resultará.

Regla de oro del benchmarking

Ciertamente, el estudio de la competencia deja abierta la alternativa al plagio. Pero déjame decirte que si recurres a ello, solo te alejarías de los resultados deseados, y tarde o temprano tu proyecto fracasará.

La regla más importante del benchmarking es “descubrir el por qué y entender el cómo”. De esa manera, el aprendizaje es fácilmente extrapolable a tu situación particular y se crea una brecha innovadora muy poderosa.

Justo en ese momento, toca dar rienda suelta a la creatividad y luego sustentar los nuevos planes con bases lógicas. Y de ser así, no habría plagio, sino aprendizaje y crecimiento.