Diariamente nos encontramos con contenidos repetitivos, contenidos que no aportan nada nuevo ni innovador y que con el paso del tiempo aburren a quienes los leen.

Todo se vuelve más preocupante cuando recién se comienza a generar el contenido de la marca y no se sabe ni por dónde empezar. Si este es tu caso, aquí te dejo 7 tips para desde el inicio generes contenido de calidad y que venda sin morir en el intento.

  1. Propósito del Contenido

    Para comenzar a generar contenido tu idea debe estar bien establecida. Es necesario tener claros tus objetivos, tu target y lo que quieres transmitir ya que cada uno de estos tienen necesidades específicas. Desde el inicio, debes tener más que claro o que quieres lograr con tu información, así que recuerda que es importante mantener un balance, no todo puede ser información ni todo entretenimiento.

  2. Contenido Especializado

    Este paso va de la mano con el anterior, debes ser claro en cuanto a lo que tu marca hace y generar contenido de acuerdo a lo que sabe hacer mejor, lo que quiere vender o promocionar, pero para esto debes conocer perfectamente a tu target.

  3. Claridad y Precisión

    No se trata de comunicarle a tu público lo primero que te venga a la mente, la clave está en saber cómo hacerlo. Ser claro y preciso te ayudará a dar una idea concreta sin tantas vueltas, lo que se agradecerá ya que el público pierde el interés rápidamente.

  4. Títulos que llamen la atención

    El título es la base de todo contenido exitoso, a éste se le debe la atracción y primer acercamiento del público. Aquí, ser innovador y creativo es más que necesario así que busca algo que no haya sido utilizado o mejóralo; crea un título que represente a tu marca, pero ojo, el resto del contenido debe ser igual de atractivo.

  5. Contenido Atractivo.

    Todos estamos cansados del mismo contenido aburrido, de ese que ni siquiera nos molestamos en voltear a leer porque es repetitivo, plano y no nos aporta algo. Ten en claro que aquel contenido que vende es el que es diferente, el que causa emociones en el público y con el que se identifican.
    Crea contenido que le aporte valor a tu público y sé sincero desde el inicio, ya que de lo contrario tu marca comenzará con el pie izquierdo, mala fama y una personalidad cero atractiva.

  6. Diseño/Visual que impacte

    Si eres el diseñador de tu marca, sabes perfecto que el diseño lo es todo y lo difícil que ahora resulta atraer al público con una imagen la cual te pueden pedir que cambies de un minuto a otro. Si no quieres que esto suceda no te enfrasques en el mismo estilo de diseño anticuado, quien mejor para saber que lo renovado atrae más. El contenido visual debe ser igualmente atractivo que el título y la información; no es necesario que lo llenes todo de colores, a veces menos es más.

  7. Promueve el contenido.

    El contenido no fue creado para quedarse en tus manos. En la era digital cada día es más sencillo promoverse gracias a la variedad de canales que día a día se generan; si tu contenido esté más que listo, compártelo.

Cuando te comunicas, te conectas con el cliente así que comienza por generar tu propio canal de distribución; compartir contenido digital no se trata de subir todo la red esperando que alguien lo encuentre, sino de elegir entre los distintos medios el mejor para el target de tu marca.

Compártelo en redes sociales, blogs, e-mail, etc., pero sobre todo, no olvides actualizarlo con frecuencia con contenido igualmente bueno.

Si sigues a la perfección estos pasos, estarás más que listo para dejar atrás a la competencia. No olvides estudiar la aceptación del contenido que vas compartiendo, esto te ayudará a saber en qué áreas debes mejorar, pero sobre todo, no olvides que en esta era de competencia es necesario tener una buena estrategia digital para sobresalir, presentarte diferente a las demás marcas, vender y atraer a clientes más leales.

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!