Cuando comenzamos a hacer estrategias de contenido para nuestra marca en medios sociales, surge la duda sobre los temas que son más apropiados para nuestro público. Les comparto algunos puntos a tomar en cuenta.

1. El contenido deber ser útil y valioso para el lector, no un ejercicio de expresión del escritor en sí mismo.

2. Creatividad no es solamente una forma inteligente de fortalecer la capacidad del pensamiento, sino alinear lo que te gusta hacer con el trabajo de vender. Crea algo útil que agregue valor al mundo.

3. De manera equivocada, se piensa que la creatividad surge de una idea totalmente nueva, nacida de la nada, pero las fuentes de inspiración van de la mano con la creatividad misma, pues es un proceso de adaptación que se basa en observar lo existente en el mundo y llevar a cabo un ejercicio llamado: “pensar diferente”.

4. Es importante leer todo lo que sea posible de diversas temáticas, áreas, descubrimientos, avances, inventos, viajes, de todo.

5. El redactor debe tener una imagen muy clara de la audiencia a la que se dirige y tener un profundo conocimiento de lo que el público necesita y desea. Debe ser capaz de cerrar los ojos, ver a las personas, su casa, los espacios, entender cómo les gusta pasar su tiempo libre y entender sus miedos y emociones.

6. El proceso de escritura creativa, lleva su tiempo, “no se puede hacer en treinta minutos”.

7. Los redactores publicitarios crean emoción a través de la incertidumbre, porque es más emocionante lo que se adivina que aquello que se nota de manera obvia, es un ejercicio dirigido a la imaginación del consumidor

¿Te interesó? ¡Compártelo en tus redes!