El 2023 trae grandes desafíos para la economía y, de paso, para las empresas peruanas, quienes continúan recuperándose después de la inestabilidad política, protestas sociales, además de los embates climáticos que tuvieron lugar durante los primeros meses del año.

Según un reciente informe del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), el PBI de la economía peruana se contrajo un 0,43% de enero a marzo y se prevé, de acuerdo con expertos, que al país le costará recuperar su ritmo de crecimiento tras la crisis que vivió hace unos meses.

Para Oskar Sarquis, CEO de Suplos, empresa especializada en digitalización y con operaciones en Perú, “la crisis en el país ha dejado números rojos y pérdidas para muchas compañías, por esta razón, es necesario apostar por mecanismos que generen ahorros y mayores eficiencias para los negocios, tales como la tecnología”.

Además del impacto positivo de la digitalización en las finanzas de las empresas, ¿qué otros beneficios ofrece la implementación de tecnología en los negocios? Sarquis explica:

  1. Adaptación al cambio: La inversión en tecnología y digitalización permite a las empresas adaptarse rápidamente a los cambios en el entorno empresarial. Pueden ajustar sus operaciones y estrategias de negocio más ágilmente para responder a nuevas regulaciones, demandas del mercado o situaciones inesperadas.
  1. Acceso a nuevos mercados: La digitalización abre oportunidades para que las empresas lleguen a nuevos mercados y expandan su alcance.
  1. Toma de decisiones basada en datos: La tecnología proporciona herramientas para recopilar, analizar y visualizar datos empresariales. Al invertir en tecnología y digitalización, las empresas pueden obtener información valiosa sobre sus operaciones, clientes y mercados, lo que les permite tomar decisiones más informadas y estratégicas.
  1. Resiliencia empresarial: La tecnología y la digitalización pueden ayudar a las empresas a construir una base sólida y resistente. Al diversificar las operaciones y aprovechar las soluciones digitales, las empresas pueden estar mejor preparadas para hacer frente a crisis y superar obstáculos inesperados.
  1. Reducción de costos: La implementación de tecnología puede ayudar a reducir costos operativos en la cadena de suministro al eliminar tareas manuales, optimizar la planificación de la producción y minimizar el desperdicio.
Te interesará  “TV360”: Bitel lanza la plataforma de streaming más accesible y económica del país

“En definitiva, la tecnología puede reducir la incertidumbre en un país y en las empresas, ofreciendo conocimiento en tiempo real. En el caso de Perú, a través de herramientas que se centran en el uso de datos e información, las compañías pueden tener un mejor entendimiento de la situación actual para tomar decisiones informadas”, añade Sarquis.