Ocasionalmente, dentro de nuestro entorno profesional debemos emplear métodos particulares para analizar situaciones específicas. Si bien es cierto, gracias a las herramientas de calidad podemos abordar muchas de ellas, en situaciones más complejas debemos recurrir a herramientas más nuevas como el diagrama de relaciones.

En esta guía rápida te mostraré cómo desarrollar y apoyarte en dicho elemento gráfico para que puedas abordar situaciones complejas y aumentar la efectividad de tu línea profesional.

¡Comencemos!

01 – Organiza tu espacio y equipo de trabajo

Para abordar una situación compleja mediante el diagrama de relación, lo primero es designar un espacio adecuado para pensar con claridad y elegir al equipo de personas aptas para la actividad. Estas personas deben filtrarse principalmente por la importancia o conocimiento sobre el asunto a estudiar.

Crea un espacio seguro y tranquilo para que juntos puedan desarrollar ideas asertivas.

02 – Identifica la idea central y genera una lluvia de ideas

En un tablero o pizarra (lo suficientemente grande), puntualiza la idea central. Esto permite condicionar el pensamiento del equipo a resolver concretamente dicha situación y realizar un modelo entidad – relación

Seguidamente, da instrucciones para que entre todos los presentes generen ideas relacionadas. Pueden ser datos aparentemente sueltos dentro de la situación o tener una relación directa con el elemento central, solo asegúrate de identificar y registrar.

Para ello, asigna post-its u otros elementos que permitan registrar ideas rápidamente para que luego puedan ordenarse. Evita omitir información, todo suma.

03 – Organiza las ideas

Cuando se tenga el banco de ideas o datos relacionados, es momento de organizar la información. Toma las notas una a una y determina qué tan influyente es determinado con respecto al elemento central. Mientras la relación sea más directa, coloca el post-it más cerca de la idea central. Si la relación no es directa, colócalo un poco más alejado.

Te interesará  Desvelando qué es el marco legal de una empresa

Sucederá que algunas ideas no influyen directamente sobre la idea central, pero sí que influyen en otras que se han ido agregando. Al identificar esto, asegúrate de agrupar este tipo de notas en orden para que tu diagrama de relaciones esté realmente organizado.

03 – Traza flechas, crea relaciones

Cuando todas las notas estén organizadas, empieza a trazar flechas. La idea de estas flechas es destacar un punto de partida y puntos de llegada, que, en efecto, reflejan qué asuntos están influyendo en otros.

Gracias a esto podrás identificar qué elementos están siendo detonadores de determinados efectos y cuáles son los puntos críticos sobre los que debes tomar acción.

04 – Analiza las relaciones

Si es necesario reorganizar las notas agregadas para obtener mayor claridad con las conexiones, solo hazlo. Lo importante es que una vez hayas terminado, comiences con tu análisis. Para ello, ten en cuenta lo siguiente:

  • Un elemento tocado por muchas flechas es la consecuencia.
  • Las tarjetas de las que salen muchas flechas son causas.
  • Notas con muchas flechas entrantes y salientes, son catalizadores.

05 – Toma decisiones finales para abordar la situación

Con toda la información del diagrama de relaciones; los elementos destacados y la fiabilidad de las ideas por tu equipo de trabajo, en efecto podrás tomar decisiones estratégicas.

A través de este método, puedes no solo identificar elementos de relación directa con la situación, sino que puedes visualizar un panorama mucho más amplio con respecto al tema. Probablemente encuentres factores que antes no habías previsto y que ahora considerarías objetivamente.

Te interesará  Empresas manufactureras: qué son, tipos, ejemplos
diagrama de relaciones ejemplo
diagrama de relaciones ejemplo