Además de los respectivos cursos y apps de idiomas, existe una serie de métodos que te serán de gran utilidad para aprender inglés. En este caso, no nos centraremos en tantos aspectos teóricos, sino en el manejo cotidiano del idioma.

Por supuesto, debe existir una base elemental para hablar inglés y cualquier otro idioma, así que vamos a organizar estos métodos con cierto orden de importancia.

Ten en cuenta que ninguno de estos es considerado un método de estudio avanzado, pero sí que han demostrado ser efectivos para entender el idioma y utilizarlo en entornos cotidianos. ¡Veamos cuáles son!

Estudia verbos básicos y tiempos verbales en inglés

Cada idioma se constituye por un gran conjunto de palabras y variaciones de estas. Necesitas palabras para aprender inglés; sin ellas, no podrías relacionar tu lengua nativa con el nuevo idioma.

Por ello, dentro de tus primeros puntos focales debe estar el aprendizaje de verbos y su comportamiento en los distintos tiempos verbales. Esto te permitirá entender rápidamente oraciones que luego complementarás con otras palabras.

Configura tus dispositivos en inglés

Otra manera para aprender inglés de manera rápida es configurar tus dispositivos electrónicos en este idioma. El uso frecuente de dichos aparatos te forzará a estudiar para entender cada comando, cada menú.

Es importante destacar que antes de ejecutar esta configuración, debes asegurarte de conocer bien tu dispositivo. Esto te ayudará a evitar errores de uso.

Usa actividades de entretenimiento en inglés

En un siguiente orden de ideas, puedes ajustar tus preferencias de entretenimiento a este idioma. Por ejemplo, puedes escuchar más música en inglés y enfocarte en el mensaje de cada letra.

Te interesará  Cómo aplicar marketing en la industria de sitios web para adultos

De la misma manera, puedes leer libros, ver series y películas, configurar videojuegos y demás, utilizando este idioma como base. Con ello, integras el aprendizaje del idioma en tu vida cotidiana, lo que te permite procesarlo a medida que realizas tus actividades favoritas.

Rodéate de personas que hablen el idioma

Aprender inglés es mucho más rápido siempre que puedas adentrarte en un entorno anglosajón. Si bien es cierto, puede que a nivel local no cuentes con suficientes personas que dominen el idioma, puedes apoyarte en entornos digitales para ello.

Únete a foros y comunidades en los que se compartan temas en este nuevo idioma y asegúrate de ser un participante activo. La interacción constante te permitirá entender mejor el uso de las palabras en este lenguaje y así perfeccionarás tu habla.

Traduce todo lo que puedas

Finalmente, es importante destacar una práctica que permitirá reforzar tu aprendizaje. Esta fase consiste en traducir todo mensaje que percibas; incluyendo textos, audios, conversaciones.

Mantente atento y vuélvete capaz de interpretar todo lo que puedas en tu idioma nativo y también en inglés. Por ejemplo, si estás leyendo un libro en español, luego de pasar algunas oraciones, vuélvete consciente de cómo se plantearían en inglés.

Así mismo con tus mensajes de texto, notas de voz, llamadas, e incluso conversaciones. Por supuesto, para implementar esta medida, se requiere que ya cuentes con una base amplia sobre las palabras y su uso en este idioma.