Desde divertirte en redes hasta hacer trámites online, el Internet ha llegado para quedarse. Por eso, contar con una conexión de alta calidad es de gran ayuda, ya sea por trabajo o entretenimiento. ¿Estás pensando en contratar WiFi para tu hogar? ¡Esto te interesará!

Fuente: Pexels (Andrea Piacquadio)

Descubre cuáles son los aspectos básicos a tener en cuenta al momento de elegir tu servicio de Internet para casa. Te contamos qué opciones de conexión hay, además de los tips para mejorar tu red local. Con este paso a paso contratar WiFi es tarea fácil. ¡Sigue leyendo para conocer más!

¿Cómo contratar WiFi para el hogar?

1. Consultar la zona de cobertura

Este es el primer paso para saber si es posible brindar servicio en tu ubicación. Con el mapa de cobertura puedes buscar cuál es el rango que abarca la red de la compañía. Una opción es revisarlo por provincias o bien, introduciendo tu dirección manualmente.

2. Escoger el tipo de conexión

Hoy en día las empresas ofrecen diferentes alternativas al contratar Internet. ¿Has escuchado hablar de ellas? Algunas de las más conocidas son el ADSL, la fibra óptica y el cable coaxial.

Te interesará  [Infografía] Cómo hacer Marketing de Contenidos en 7 pasos.

Aquí te resumimos de qué va cada uno:

ADSL (Asimetric Digital Subscriber)

¿Imaginas que tu línea telefónica brinde Internet? ¡Así funciona el ADSL! En este caso hay tres canales de transmisión. Los otros dos son los encargados de enviar y recibir la información. Así puedes realizar cuantas llamadas necesites sin interferir con tu conexión.

Fibra óptica

Esta conexión transfiere datos mediante pulsos de luz. Para eso utiliza unos filamentos muy delgados de vidrio o plástico. Así, su cableado transmite grandes cantidades de información en un corto tiempo. ¿Sabes cuál es el resultado del WiFi de fibra óptica? ¡Internet de alta velocidad!

Cable Coaxial

Aquí se emplean dos conductores, uno de ellos tiene un núcleo de cobre. Es justo en ese centro que los datos se transmiten. Como está recubierto por capas aislantes, el cable coaxial es sumamente resistente a condiciones externas.

3. Definir tus necesidades como usuario

Tal vez solo necesites navegar un par de horas a la semana. O, por el contrario, quizá toda la familia requiera estar conectada a lo largo del día. Lo mejor es conocer a profundidad cuáles son las actividades que requieren Internet en tu hogar.

Te interesará  ¿Qué es un presupuesto y cómo elaborarlo?

Es decir, si lo usan para electrodomésticos inteligentes, estudiar desde casa o hacer streaming, por ejemplo. Esta será una pauta para el número de Mbps a contratar. ¡En el siguiente punto te contamos más!

Fuente: Pexels (Artem Podrez)

4. Elegir la velocidad del Internet

Cuando comparas diversos planes existen opciones con 100, 200 e incluso 500 Mbps. ¿Lo has notado? Se refieren a los megabytes que se transfieren por segundo. Este es un indicador de qué tan rápida será tu conexión.

Otro aspecto importante es la velocidad de subida (qué tan rápido se envían tus archivos a Internet) y bajada (tiempo de descarga de Internet a tu dispositivo). Básicamente tiene que ver con las actividades que realices online.

Fuente: Pexels (Karolina Grabowska)

5. Optimizar la ubicación del módem

Si ya has contratado tu servicio, ¡perfecto! Ahora es momento de asegurar la calidad del Internet y WiFi. Por eso, lo ideal es ubicar el módem en un punto central de la casa.

Procura que no haya paredes u objetos cerca que interfieran con su señal. O bien, puedes colocarlo en tu estudio o zona de trabajo.

Te interesará  25 lecciones clave que aporta el Póker a los emprendedores

Esperamos que estos consejos te sean útiles al contratar WiFi para tu hogar. No olvides tomarlos en cuenta al elegir tu plan y disfruta una navegación sin interrupciones. 

Información tipos de conexión

https://www.uv.es/~barthe/modem/adsl#:~:text=ADSL%20
https://www.profesionalreview.com/2019/02/15/fibra-optica-que-es/
https://www.guiaspracticas.com/Internet-y-redes/Internet-por-cable

Velocidad de subida y bajada